El Jaguar queretano ruge en casa; vence a Ramiro Blanco

El boxeador originario de Lomas de Casa Blanca regresa al ring y gana
El boxeador originario de Lomas de Casa Blanca regresa al ring y gana
Foto: Demian Chávez
12/11/2018
06:34
Danaý Martínez
-A +A

El lienzo charro Hermanos Ramírez de Corregidora, Querétaro se convirtió en un bosque tropical. La llegada del Jaguar Gutiérrez al ring provocó que el recinto se sintiera como su casa. Primera vez en este escenario y primera vez en Querétaro luego de dos años desde su última pelea.

Poco más de 4 mil personas encendieron la luz de su teléfono móvil para que el lugar iluminara el paso de Andrés, así fue el recibimiento del boxeador queretano, quien entró a ritmo de un corrido, el originario de Lomas de Casa Blanca hizo una aparición triunfal.

“Estoy contento con el triunfo, era la pelea que queríamos mostrar en el regreso a mi tierra. Un poco sucio, sí me pegó algunos codazos y cabezazos, pero creo que fue por la altura, se agachaba mucho, me metía mucho de frente y me regañaron en mi esquina por eso, ya que sí me lastimó con algunos cabezazos”, afirmó el boxeador.

wfc_jaguar_conquista_nuevo_campeonato_de_box_dc_46.jpg

Fue grato ver a niños por todos lados, entre 8 y 10 años, a quienes los llevaron para apreciar la función de boxeo. Posiblemente entre ellos un futuro campeón del Consejo Mundial de Boxeo, como lo es hoy Andrés Gutiérrez. Fueron 8 peleas previas, en ellas participaron tres queretanos, tal como Jaguar lo hizo en algún momento, fuera de los reflectores. Fue a los 12 años cuando entonces lo llamaban Jaguarcito y se le veía triunfando en Olimpiada Nacional; después, el gran salto a profesional lo ha colocado en la cima del boxeo queretano desde hace 13 años.

Toda la esquina era Gutiérrez Vera, sus cuatro hermanos, Lalo, Toto y Rickys también boxeadores, su hermana Andrea, así como sus padres y por su puesto el motor de su vida, Ximena Gutiérrez, su hija. La pequeña de 4 años llegó desde Guadalajara para estar acompañando a su papá en lo que fue el regreso de este gran pugilista.

Una pelea pactada a 12 rounds, en la división súper pluma. El rival Ramiro el Destructor Blanco, proveniente de Nicaragua llegó con apenas 24 peleas, 18 ganadas, 3 empates y 3 derrotas, un rival decente para un regreso discreto del queretano, quien le lleva una ventaja de 39 peleas, 2 perdidas, 1 empate y 25 ganadas por nocaut, ahora 40. Si bien, lo importante era el triunfo, lo importante también era ver la evolución del púgil queretano y así lo demostró.

wfc_jaguar_conquista_nuevo_campeonato_de_box_dc_39.jpg

Ansioso, Blanco desnudó todo su boxeo en los primeros dos asaltos, el queretano lo leyó de pies a cabeza y aprovechó para hacer presente el mejoramiento de su técnica. El caminado hacia atrás no fue problema, no hubo rastro de si guardia abajo, uno de sus principales talones de Aquiles; hubo momentos que estuvo contra las cuerdas, pero no lo incomodó para nada y la combinación de golpes que lanzaba dejó en claro el avance que tuvo, luego de los tres meses que pasó entrenando en California con Joel y Toño Díaz.

“Así esperaba la pelea, hice una gran preparación, ganamos que fue lo importante. Me preguntaron tanto sobre lo que iban a ver la noche de la pelea y creo que se notó el nivel. Ahora quiero descansar, quiero estar con mi familia, estuve casi tres meses fuera de mi casa, disfrutar este triunfo con mi gente q uerida y próximamente anunciaré lo que sigue”, afirmó Gutiérrez.

El boxeo del rival visitante fue muy sucio, se ‘enconchaba’ y cuando le llegaba un gancho del queretano atrapaba el guante con su brazo, aprovechaba los ‘volados’ para dejar ir la cabeza y los codos, por ello Jaguar fue víctima de un hematoma en el ojo izquierdo, pero ni el golpe permitió que el se rindiera y la gente lo apoyó en todo momento.

wfc_jaguar_conquista_nuevo_campeonato_de_box_dc_31.jpg

En lo alto de la tribuna, ondeo todo el tiempo una bandera mexicana, acompañada del sonido de la banda de guerra del CBTIS 118. La afición le hizo saber al nicaragüense, Ramiro Blanco, que estaba en tierra extranjera y la letra del “Cielito Lindo”, al unisonó de los asistentes, le recordó a Gutiérrez Vera que estaba en casa.

Lo feo, aunque muy lejano al boxeo. fue lo que sucedió alrededor. Y es que la presidencia municipal de Corregidora se encargó de la organización en conjunto con una de las televisoras más importantes de México. Pero lo que solamente habría que mencionar, es que el recinto quedó corto. Los boletos fueron gratis, por cortesía de la alcaldía; sin embargo, muchos aficionados con boleto en mano se quedaron afuera del evento, ya que después de un rato, en las entradas al lienzo charro, el staff les prohibió la entrada a los queretanos porque el lugar estaba lleno.

wfc_jaguar_conquista_nuevo_campeonato_de_box_dc_50.jpg

En un acto de deportivismo y respeto, tras bambalinas, el equipo de Andrés Jaguar Gutiérrez, al percatarse de que entró el púgil Ramiro Blanco, lo recibieron con aplausos y reconocieron el trabajo que realizó durante su pelea.

Con este regreso del máximo exponente del boxeo queretano, podría ser un parteaguas para que el municipio de Corregidora impulse más este deporte en el estado.

 

bft

Comentarios