‘Checo’ Pérez es la estrella del momento

Deportes 31/10/2015 02:53 Actualizada 11:39

A cada paso que da por el paddock del Autódromo Hermanos Rodríguez, Sergio Pérez es el más solicitado para dar autógrafos o para tomarse fotos con los aficionados. También es el que más entrevistas ofrece. Pese a tantas peticiones, el piloto de Force India no pierde la paciencia. Disfruta de estar en casa.

“Desde el momento que pude salir por primera vez a mi circuito en mi país, el ver a todos los coches de F1 saliendo fue muy especial para mí. He disfrutado muchísimo cada vuelta que he dado en el circuito y con muchas ganas de trabajar. El estadio es algo que no se vive en ninguna otra parte del mundo. El tener esto en México es increíble”, resaltó el piloto tapatío.

Cada giro de rueda recibió la ovación de los aficionados en las primeras prácticas del Gran Premio de México. Sin embargo, ‘Checo’ reconoció que no se percató del apoyo recibido, pues se encontraba concentrado por domar a una pista que se ha convertido en hielo para todos los pilotos por su superficie nueva y la lluvia de ayer.

“La respuesta de la gente en un viernes fue impresionante. Sólo fue una probadita de lo que tendremos el domingo. Intentamos disfrutar mucho el fin de semana. Tenemos mucho trabajo por delante. La pista está muy resbalosa. Con la lluvia y con el asfalto nuevo, has sido súper resbaloso y no ha sido fácil”.

Sergio terminó con el tiempo 15 en prácticas que destinó al reconocimiento de pista y a recabar la mayor información posible que ayude a sus ingenieros a buscar el balance en una pista muy variada de tramos.

“Los autos sufren la altura de la ciudad de México, pero es igual para todos. Con la temperatura que hubo hoy [ayer], bastante fría, en donde en momentos llovía, y aun así sufríamos mucho con la temperatura del motor y los frenos. Será una carrera difícil de manejar”, dijo.

Pese a no estar entre los primeros 10 tiempos del día, el piloto de casa se mostró confiado en que esto cambiará para mañana, fecha en el que se convertirá en el primer mexicano en correr un Gran Premio de Fórmula Uno en 45 años.

“Las condiciones están cambiando. Cuando pusimos el neumático blando, que fuimos de los primeros equipos en hacerlo y fuimos rápidos. Es muy difícil poner una vuelta a punto porque el suelo está muy resbaloso. Eso nos afectó. Nuestro ritmo de carrera es mejor que lo mostrado hoy [ayer], entonces estoy tranquilo. Tenemos mucho trabajo por delante y muchas cosas que arreglar”, admitió Pérez.