Crisis europea “pega” a México, truncan vuelo

Deportes 31/08/2012 00:47 Actualizada 01:23

[email protected]

El oro les llegó cinco años tarde a los seleccionados olímpicos. Sus sueños de emigrar al mejor futbol del mundo se verán truncados por la crisis económica que se vive en Europa.

Si el título de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 se hubiera dado hace un lustro, se observaría exportación masiva de jugadores mexicanos hacia el futbol del viejo continente, explica Jorge Berlanga, representante de futbolistas que están o militaron en equipos europeos como Guillermo Ochoa, Pablo Barrera y Efraín Juárez.

“No es tan sencillo, desgraciadamente en ese aspecto, la crisis nos viene en mal momento, porque si este triunfo hubiese sido hace cinco u ocho años, pues sí, seguramente hubiera habido una desbandada importante”, ilustra el agente.

Los rumores de exportación de elementos del Tricolor Sub-23 aparecieron en cuanto se colgaron la presea dorada. Héctor Herrera ha estado en la mira de tres clubes entre ellos el Manchester United; Oribe Peralta es pretendido por el Wolfsburgo alemán; Javier Aquino, por el Udinese italiano.

Al finalizar la particiación en el Mundial de Alemania 2006, cuatro futbolistas nacionales emigraron: Pável Pardo y Ricardo Osorio al Stuttgart alemán; Carlos Salcido, al PSV de Holanda; y Francisco Fonseca al Benfica portugués. Javier “Chicharito” Hernández, Efraín Juárez y Pablo Barrera los emularon, después de la Copa del Mundo 2010.

Esta vez, después de la conquista londinense no se ha concretado fichaje alguno de algún medallista olímpico en Londres.

Para los agentes, hoy no resulta difícil ofrecer a los elementos tricolores en el balompié europeo, tras los éxitos recientes a nivel de combinados nacionales, “porque lo que hizo el triunfo olímpico es decir que el futbolista mexicano puede competir, pero no sólo eso, sino ganar, que era una de las dudas que tienen en los clubes del futbol nacional”.

Lo que falta es que se conjuguen una serie de factores, entre ellos que haya liquidez. Precisamente, el dinero es el que escasea en estos momentos en que Europa busca soluciones a sus problemas financieros, “porque se está viendo mucho en los mercados, los clubes están endedudados y ya no hay dinero, no hay de donde tirar. Los patrocinadores tampoco están apoyando”.

Otro de los problemas para que una escuadra haga una oferta formal, seria e irrevocable es el tener un perfil específico para contratar a un nuevo futbolista.

“Intervienen muchos elementos que se tienen que conjugar para que un equipo fiche: que busque determinado posición, presupuesto, que el jugador llene el ojo, que tengan la plaza de extracomunitario. Son muchas cosas que influyen, cosas que alinear, que no es sencillo, y más por el factor prioritario que es el dinero que no está fluyendo en los clubes europeos”, lamenta Berlanga.

Uno de los mercados que alcanza a escapar de la crisis, es el inglés, de acuerdo con Andrés Fassi, vicepresidente deportivo de los Tuzos, club al que pertenece el pretendido por el United, Héctor Herrera, aunque reconoce la dificultad que actualmente existe en el mercado europeo para colocar futbolistas mexicanos.

“Los equipos ingleses están un poco alejados de los problemas financieros. Indudablemente que en España, Francia e Italia, la situación ha variado en el tema económico en algo negativo”, informa el directivo tuzo.

El mercado de fichajes veraniego se cierra este 31 de agosto en el futbol del viejo continente. La crisis económica parece que hará esperar el sueño europeo de los flamantes medallistas de oro.

Cinco años atrás, la historia hubiese sido diferente. La desbandada de jugadores, dice Berlanga, hubiera sido inevitable.