Castorena se otorga segunda oportunidad

Deportes 31/08/2012 00:47 Actualizada 01:36

LONDRES.— Hace cuatro años, Arnulfo Castorena ya pensaba en el retiro. Ayer, tras ganar la medalla de plata en los Juegos Paralímpicos de Londres, el nadador tapatío recuperó la fuerza y ya planea sus próximos años como seleccionado nacional.

“No gané el oro, como quería, pero lo importante es que vamos a seguir adelante. Todavía tengo el récord paralímpico y vamos con todo para lo que viene. Fue por el puro toque que no logré el primer lugar, hubieron detallitos, pero no voy a poner pretextos hay que seguir trabajando y seguir buscando el oro”, dijo el medallista.

Fue inevitable derramar algunas lágrimas. Ver ondear la bandera tricolor conmovió el corazón del competidor mexicano, quien ha decidido darse una segunda oportunidad.

“Claro que quiero seguir. Desde Beijing esperé este momento de subir al podio y fue algo emocionante, porque hace cuatro años no conseguí mis metas. Lo importante es que ahora en Londres se abrieron nuevamente y feliz, esta medalla me sabe a oro”.

Padre de seis hijos y DJ en sus tiempos libres, Castorena protagoniza una historia de vida ejemplar. Perdió a su madre y padre siendo apenas un niño y tuvo que lidiar con los vicios de sus hermanos sin caer nunca en la tentación.

Ayer, el nadador confirmó que tomó el camino correcto al convertirse nuevamente en medallista. Y va por más.

Se quedan fuera del podio

La máxima medallista de la natación mexicana, Doramitzi González, no avanzó a la final de los 100 metros espalda, al terminar en séptimo sitio en su ronda. En esa prueba tampoco tuvieron éxito Vianey Trejo y Karina Domínguez. Enrique Pérez quedó en el último lugar de su ronda en los 100 metros espalda en la categoría S7, al igual que Luis Armando Andrade en los 100 metros mariposa S8.

El arquero José Antonio Báez se ubicó en la posición 21 en la ronda de clasificación, y buscará su pase a octavos frente al alemán Maik Szarewski hoy en la prueba individual con arco recurvo en silla de ruedas.

En el tenis de mesa, Edith Sigala cayó en su debut ante la turca Nergiz Altintas en tres sets a dos.

Otros representantes que no tuvieron un buen arranque en Paralímpicos fueron los del equipo paraecuestre que no se colaron a los primeros 10 lugares, siendo el resultado más alto el de Haak Baitenmann en el lugar 12.