El Tricolor, en prueba de fuego contra Ecuador

Deportes 31/05/2014 01:01 Actualizada 09:52

[email protected]

ARLINGTON.— Prueba de fuego disfrazada de simple amistoso. Menos de dos semanas antes de su debut mundialista, el Tricolor se pone a prueba ante un rival que podría desnudarle si no existe aplicación. Miguel Herrera y sus futbolistas lo aceptan.

Eso explica la seriedad otorgada al encuentro de hoy por la tarde ante Ecuador, cuyo nivel futbolístico es considerablemente superior al de Israel. No es otra fiesta. Los obsequios podrían mutar en peligrosas granadas.

“Vamos de menos a más (en cuanto a adversarios). Ecuador es una selección de grandísimo nivel, con jugadores muy rápidos, potentes… Va a ser un buen parámetro para nosotros”, concede Andrés Guardado, quien esta tarde alineará como lateral izquierdo. “Será más complicado que Israel y, si queremos ganar, también debemos mejorar”.

Porque lo mostrado en el Estadio Azteca no les alcanzaría, lo saben.

Más allá de que se despidieron de la afición mexicana con una goleada sobre el combinado hebreo (3-0), los elegidos por El Piojo todavía detectan algunas situaciones por mejorar. Es el momento de hacerlo. Aquí sí habrá margen de error. El viernes 13 de junio, frente a los Leones Indomables, ya no existirá.

“(Ecuador) es una selección fuerte, que buscará cosas importantes en el Mundial”, recuerda Javier Hernández. “Los dos vamos a sacarnos el mejor provecho, porque somos equipos que hemos venido creciendo y queremos aspirar a cosas grandes”.

La única manera de saberlo es medirse ante representativos con buen potencial. El de esta tarde marca el inicio de un camino plagado de explosivos. Cualquier equivocación resultará costosa. Después de los sudamericanos siguen Bosnia-Herzegovina (3 de junio) y Portugal (tres días más tarde).

“Estamos convencidos de que hoy nuestros amistosos tienen más exigencia que uno normal, para que la gente siga creyendo en el equipo”, sentencia Miguel Herrera, director técnico nacional. “También tratamos de salir a ganar estos juegos, pero lo que realmente me importa es el funcionamiento”.

“Claro que no pasa algo si perdemos, pero estos son los partidos que nos dan la posibilidad de mostrar que estamos listos para hacer cosas importantes. A mí, me otorgan la certeza de que la elección de los jugadores fue la mejor, así es que vamos a jugar con todo, a buscar el triunfo”.

Lo que reforzaría la confianza unos cuantos días de tomar el anhelado avión, ese que aterrizará en el gigante sudamericano.

Con El Piojo en el banquillo, la Selección Nacional permanece invicta (cinco triunfos y dos empates), condición que esperan mantener, por más difícil que luzca la serie de cotejos que arrancan hoy, sobre el lienzo verde del majestuoso estadio AT&T.

“(Ecuador) es una Selección muy complicada, que está en el Mundial”, insiste Héctor Moreno, quien compartirá el centro de la zaga con Rafael Márquez y Francisco Javier Rodríguez. “Tiene a jugadores de primer nivel, bastante rápidos, y esperemos hacer un buen partido, seguir ganando, porque así uno trabaja mucho más tranquilo”.

“Será un buen sinodal para darnos cuenta en qué nivel estamos”, complementa Marco Fabián. “Es un rival mucho más complicado que el anterior”.