Se encuentra usted aquí

Medias Rojas va por el cetro

30/10/2013
03:07
-A +A

[email protected]

Después de 214 juegos que han sumado los Medias Rojas de Boston desde la pretemporada, todo se reduce a una victoria. La más esperada en Fenway Park en 95 años. 1918 fue la ocasión más reciente que el estadio más viejo de beisbol en Grandes Ligas vio a su equipo levantar un título.

Con un encendido David Ortiz, con John Lackey desde la loma y recuperando al bateador designado, los patirrojos saltan al histórico Fenway para consumar lo que desde 2008 se busca: el octavo campeonato.

La estructura del campeón de la Americana se rige al bat de Ortiz. En lo que va de la Serie Mundial, Big Papi batea para .733 con 11 hits en 15 turnos. Su porcentaje es el segundo mejor en una Serie Mundial, sólo por detrás de Billy Hatcher, quien tuvo .750 en 1990.

El bateador designado llega a casa, donde en 2013 ha logrado 91 hits y 63 remolcadas.

Fenway es un parque que beneficia el trabajo de los bateadores, debe ser tomado con mucha cautela por los lanzadores, como explica el mexicano Miguel Ángel González, quien esta temporada los enfrentó vistiendo la franela de Baltimore, además de que en 2009 estuvo con la novena de Massachusetts.

“Además del parque, enfrentar a los Medias Rojas es complicado. Es un orden al bat que no te deja descansar. No puedes darte el lujo de pensar que vas a dominar a un bateador fácilmente. Cualquier lanzador sabe que en Fenway hay que tratar de pitchear con el estadio. Por las dimensiones, muchos batazos que podrían ser foul se van a la tribuna. El Monstruo Verde puede salvar algunos cuadrangulares, pero como los jardineros no conocen el bote un batazo es doble o triple”, detalló el Mariachi.

Las esperanzas de los Cardenales dependen de Michael Wacha, el novato sensación ganador del Juego 2.

La misión para San Luis luce casi imposible. Los Piratas de Pittsburgh de 1979 son el último equipo en adjudicarse el juego 6 y 7 de visitante. Cuando una serie regresa a donde comenzó, el equipo local tiene un porcentaje ganador de .846.

Noventa y cinco años ha esperado la fanaticada de Boston para ver a los Medias Rojas campeón en Fenway, un milagro espera los aficionados de San Luis