Adolorido y con collarín, Corona viaja a Estados Unidos

Deportes 30/05/2014 01:13 Actualizada 10:04

[email protected]

¿Duele? “Sólo cuando me río... Y sí, temí lo peor”.

Pero aún así, José de Jesús Corona, con todo y collarín, viajó con la Selección Nacional rumbo a Arlington, Texas, donde mañana se jugará ante Ecuador.

El portero, quien salió lesionado debido a un choque con Francisco Javier Rodríguez en el juego ante Israel, pasó la noche junto con sus compañeros en un hotel dentro del aeropuerto y al amanecer emprendió el camino a la ciudad texana.

“Me siento bien, un poco adolorido, pero bien”, dijo Corona rodeado de un mar de reporteros, que sólo escuchaban a la gente de la Federación Mexicana de Futbol gritar: “Cuidado señores, que viene lesionado”.

“Temí lo peor”, mencionó Chuy cuando recordó la jugada, pero “después vi que no era para tanto”.

Tanto así que espera estar en las canchas antes de lo que dice el médico: dos días. “Si por mi fuera... Me siento bien, contento con el triunfo, espero mañana [hoy] ya estar, pero hay que hacerle caso al doctor”.

Corona estará un día más, mínimo, con el collarín, tomará analgésicos y desinflamatorios por los próximos días, y además se le realizarán masajes musculares... sin árnica.

Herrera, también listo

Otro que se reportó listo fue Héctor Herrera. El volante del Porto de Portugal, no participó ante Israel debido a una infección estomacal de la cual ya se repuso, informó el director de selecciones nacionales, Héctor González Iñárritu.

“Tuvo una infección intestinal, pero ya está mejor. En la tarde [de ayer] entrenará. Ya se rehidrató, lo dejamos fuera para que no ocurriera un desgaste mayor. Jugará el sábado”, dijo el directivo.

Falta trabajo

Fuera de temas médicos, González Iñárritu se dijo tranquilo por la exhibición del equipo nacional ante los israelíes.

“Vamos de menos a más. No todos están al mismo ritmo”, dijo y aceptó que “falta mucho trabajo de cancha todavía”.

Entendió las críticas, “son bienvenidas”, pero justificó: “ningún equipo que va al Mundial está en plenitud en estos momentos”.

—Con lo ocurrido ante Israel ¿los juegos de preparación son suficientes?

—Para nosotros los cuatro partidos son una dosis perfecta. Contra Portugal, que es potencia, llegaremos listos, y después tendremos una semana entera para preparar el juego de debut [ante Camerún]. Lo primero es conseguir el ritmo, luego vendrá lo táctico y lo físico es cuestión de tiempo.

Así, la Selección Nacional, entre empujones y golpes de la policía a la prensa y peticiones de fotos de parte de los usuarios del aeropuerto, partió a su aventura mundialista.