Pésima racha queretana

Deportes 29/10/2012 17:31 Actualizada 17:31

El pasado sábado ante San Luis, Gallos Blancos rompió la racha de más partidos sin ganar en un torneo en Primera División. Luego de empatar sin goles ante los Reales, Gallos sumó 15 partidos sin conocer la victoria, dado que en el Apertura 2003, no ganaron en 14 jornadas y fue hasta la fecha 15 cuando lograron ganar por primera vez en el torneo.

Hoy, los jugadores son consientes de lo que se ha hecho en el torneo y para nada son buenas conclusiones. Para Gonzalo Pineda, el no ganar en 15 jornadas es una pésima racha, pero ya no pueden hacer nada, más que jugar como finales los 19 partidos que restan hasta el final del Clausura 2013.

“La situación es compleja. El equipo está pensando más en estos dos partidos que en lo que dejamos de hacer. Es una pésima marca, con respeto al equipo y de manera individual así lo siento, y ya no podemos hacer nada al respecto con esas 15 fechas, pues ya pasaron. Y ahora nos quedan 19 finales de aquí hasta que termine el siguiente torneo para poder salvar al equipo” comentó.
Agrega, “debemos de dejar de lado todo lo que se hizo bien o mal; hay que tomarlo como aprendizaje, que tuvimos que pagar derecho de piso, de muchos jugadores nuevos, cambios en la dirección técnica, muchos lesionados… ya sucedió, ahora activarnos en los partidos que quedan, porque ganando los dos partidos y quedas arriba de Atlas, las cosas cambia”, en cuanto a las situaciones que ocurrieron dentro del seno queretano.

El próximo partido de los queretanos será cuando reciban a las Chivas, que en el tornen han mostrado un nivel regular. Y ante esta situación el “Gonzo” asegura que se le puede ganar al cuadro tapatío.

“Por supuesto que se le puede ganar. Si no pensáramos que no podemos ganar, pues descendemos; mandamos a la sub 17 o sub 20. Esto es fútbol y cualquiera le puede ganar a cualquiera, y la motivación está en que creemos que podemos jugar bien. Simplemente faltan detallitos para ser más asertivos a la hora de jugar, pero el equipo juega por momentos bien y eso nos da confianza de saber que se le puede ganar a cualquiera”.

Haciendo un análisis del partido ante los Reales, el mediocampista de Gallos, asegura que la clave fue al momento de definir, dado que los queretanos tuvieron más oportunidades de gol que los potosinos.

“Fue muy claro: no supimos meter el balón. Generamos ocasiones, lo cual era difícil porque San Luis estaba replegado, y esperaba un error de nosotros. Afortunadamente logramos estar atentos, se generaron tres o cuatro ocasiones claras y no pudimos meterlas, pero se hizo un buen partido de visitante y se sumo que ya es ventaja” finalizó.

Temas Relacionados
Gallos pésima racha