Manda Warriors

Deportes 28/12/2015 03:29 Actualizada 05:39

Con Stephen Curry, el Jugador Más Valioso de la NBA en sus filas, los Warriors de Golden State vencieron 4-2 a unos mermados Cavaliers de Cleveland en las pasadas Finales de la NBA para coronarse por primera vez en 40 años.

Curry, quien venció a James Harden (Houston) en la votación para Más Valioso, no pudo ganar el mismo reconocimiento en las Finales y fue Andre Iguodala el acreedor al galardón.

Ningún jugador de Warriors era el Más Valioso de la temporada desde Wilt Chamberlain, en la campaña de 1960.

Cleveland no pudo ganar la corona de la NBA por primera vez en su historia.

Con su triunfo, los Warriors se convirtieron en el primer equipo desde los Bulls de Chicago en 1991 en coronarse a pesar de que ninguno de sus jugadores había estado en unas Finales.

No sólo los jugadores tenían poca experiencia en series por un título. El coach Steve Kerr, quien ganó cinco títulos de la NBA como jugador, estuvo en su año de novato e igualó a Pat Riley, quien ganó todo en su primer año con los Lakers de Los Ángeles, en 1982.

Fue el cuarto título de la NBA para los Warriors, un equipo que desde 1975 había pasado más penas que glorias.

“Esto es verdaderamente especial. Desde el momento en que empezamos la temporada esto fue lo que nos imaginamos. De esto es de lo que se trata todo. Lo vamos a recordar durante mucho tiempo”, dijo Curry.

A diferencia de otros equipos campeones que bajan el paso a la temporada siguiente, los Warriors comenzaron la defensa de su cetro con todo.

Golden State ganó sus primeros 23 partidos y acumuló 27 en total, contando la campaña pasada, para emular la segunda mejor marca de la historia que era de Miami, pero un revés ante Milwaukee los privó de buscar alcanzar la de 33 encuentros de los Lakers de la temporada 1971-72.