Cementeros son su peor enemigo

Deportes 28/10/2015 02:26 Actualizada 02:43

Al repasar cada una de las seis derrotas sufridas por el Cruz Azul en el actual torneo, la mirada de Ariel Rojas asoma frustración. No puede ser de otra forma, si se comprueba que el principal adversario está en casa.

Reconoce lo hecho por los equipos que le han superado, mas está convencido de que la situación celeste sería menos apremiante con una pizca de concentración.

“Durante este torneo, nuestro peor rival fuimos nosotros mismos, por los errores que cometimos”, diagnostica el volante argentino. “Somos un equipo grande y tenemos que pensar un poco más en lo que hacemos”.

“Sí, analizar al rival, tener los recaudos necesarios, porque en el futbol mexicano, cualquiera le puede ganar a cualquiera, pero —por lo demostrado en el torneo— debemos pensar en lo que hacemos y tratar de no equivocarnos, hacer buenos partidos. Queremos llegar a ese octavo puesto, y lo buscaremos”.

Con 12 unidades por disputar para ellos, no luce como utopía.

La Máquina tiene 15 y está a cinco del Monterrey, club que actualmente ocupa el último de los puestos que dan acceso a la Liguilla. La reminiscencia de cada yerro lacera su corazón, pero apela al amor propio para tener un electrizante cierre en la etapa regular.

“Sabemos que es difícil [clasificar a la fase final] y asumimos nuestra responsabilidad, porque nosotros mismos nos metimos en esto, pero siempre tratamos de pensar positivo”, asegura. “Ya no dependemos solamente de nosotros, pero no nos podemos desviar del camino; [hay que] pensar partido a partido y tratar de sumar la mayor cantidad de puntos posible”.

“Lo primero que tenemos que hacer es ganar todo lo que nos queda y después esperar...”.