Se encuentra usted aquí

No van sólo a participar

28/08/2014
01:29
-A +A

[email protected]

Tras ausentarse por cuatro décadas de un Mundial, la selección mexicana de basquetbol reaparecerá en España 2014 con la clara idea de ser más que sólo un participante y sueña con probar que los resultados recientes con una nueva generación de basquetbolistas no son obra de la casualidad.

Los mexicanos, que no estaban en una justa del orbe desde Puerto Rico 1974, son comandados por dos jugadores que tienen experiencia en la NBA: Gustavo Ayón y Jorge Gutiérrez.

Ayón ha pasado por Nueva Orleans, Orlando, Milwaukee y Atlanta en su andar por el mejor basquetbol del mundo y Gutiérrez jugó su primer año con Brooklyn.

Aunque los dos son jugadores de valía, es innegable que las posibilidades de éxito de México en el Mundial están depositadas en los hombros de Ayón.

Aunque en sus equipos de NBA su rol es de suplente, con la selección mexicana el poste nayarita de 29 años de edad es vital.

En el Premundial de Venezuela del año pasado, Ayón promedió 17.5 puntos y 9.2 rebotes y fue nombrado el Jugador Más Valioso del torneo, mismo galardón que se llevó en el Centrobasket de Tepic realizado apenas hace un mes donde terminó como mejor reboteador y bloqueador, además de ser el segundo mejor anotador.

Ese título del torneo regional parecería de poca monta, pero la realidad es que México no lo ganaba desde 1975.

“Hemos demostrado que el equipo tiene elementos para competir, para hacer buenos papeles y jugar con cualquier equipo. Iremos al Mundial disfrutando lo que hemos conseguido, pero con la idea de ganar juego a juego”, dijo Ayón.

El equipo es dirigido por el español Sergio Valdeolmillos, quien ha sido parte fundamental en la renovación del basquetbol local.

Cuando Valdeolmillos asumió el cargo tomó una decisión que ayudó al cambio y se la jugó dejando fuera del equipo a emblemáticos como Eduardo Nájera y Horacio Llamas, quienes fueron los primeros mexicanos en jugar en NBA.

Sin Ayón, Valdeolmillos armó un equipo competente que ganó la plata en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

Puerto Rico ganó el oro, pero México no subía a un podio continental desde La Habana 1991 y la presea fue una bocanada de aire fresco para un deporte que estaba estancado en el fango por las constantes luchas de poder entre dirigentes.

Ahora, con la notable baja de Lorenzo Mata, el mejor reboteador azteca después de Ayón, México está a horas de empezar a navegar por los que durante 40 años han sido los inexplorables terrenos de una justa mundial.

“El objetivo será pasar a la segunda fase, pero no va a ser nada fácil", dijo Valdeolmillos en una entrevista para el diario Mundo Deportivo de Barcelona.

“Es cierto que para nosotros es algo enigmático lo que pueda pasar, porque no tenemos el bagaje ni las sensaciones de cómo podemos funcionar ante equipos europeos. Ante equipos de América como Brasil, Argentina o Canadá, sabemos lo que podemos dar, pero el basquetbol europeo se juega con mayor continuidad durante los 40 minutos”, agregó el entrenador.

México llega al Mundial tras una gira de preparación con resultados que estuvieron lejos de ser óptimos, En el torneo 3 naciones de Argentina perdió sus dos partidos, ante Argentina y Brasil, luego en cerrado partido 76-71 ante Senegal, antes de ser apaleado por 18 puntos ante Ucrania y por 25 ante Croacia en el torneo de Badalona.

Valdeolmillos ha tomado como dolores de parto normales los reveses y no hay focos rojos, porque sabe que es un paso grande para el deporte mexicano.

México no lo tendrá fácil, pero con sus dos NBA y un sólido juego de conjunto puede aspirar a meterse a la segunda ronda.

“Somos un equipo novato en un Mundial, pero no pensamos en fracasar, lo más importante es el primer día contra Lituania. Eso nos va a dar la confianza para avanzar y espero que como lo hicimos antes, la adquiramos para sorprender a cualquiera”, concluyó Ayón.