Frena la dictadura de los Mercedes

Deportes 28/07/2014 00:03 Actualizada 08:50

BUDAPEST, Hungría.— El australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) volvió a cuestionar la hegemonía de los Mercedes en la Fórmula Uno y ganó el Gran Premio de Hungría, en el que el español Fernando Alonso (Ferrari) fue segundo, delante de Lewis Hamilton.

Ricciardo, de 25 años, ganó en Hungaroring en una prueba loca marcada por la lluvia que cayó poco antes del arranque, en la que tuvo que entrar dos veces el coche de seguridad, con muchos incidentes y adelantamientos y que se resolvió de forma emotiva, tras una auténtica guerra de estrategias.

El australiano ya había cuestionado en Canadá la dictadura de los Mercedes, cuya embestida final aguantó con maestría Alonso, que contuvo al final a Hamilton.

Lewis remontó desde el fondo de la parrilla y acabó tercero, por delante de su compañero, el alemán Nico Rosberg, que salió desde la pole y sigue líder con 202 puntos, pero con 11 de ventaja, en lugar de 14. Ricciardo es tercero, con 131, 16 más que el español Alonso.

Rosberg salió bien, su paisano Sebastian Vettel (Red Bull), que lo hizo a su lado, perdió un puesto en beneficio de Valtteri Bottas (Williams) -octavo-; y Alonso, que había arrancado quinto, superó a Ricciardo, que cimentó su éxito al entrar el coche de seguridad en la vuelta 9 -tras el accidente del sueco Magnus Ericsson, con Hamilton ya 13ro.

La mayoría aprovechó la entrada del safety para cambiar a ruedas de seco y el piloto aussie fue el mayor beneficiado, al regresar a pista en cabeza, por delante del inglés Jenson Button y del brasileño Felipe Massa (Williams) -quinto-, con Rosberg cuarto y Alonso octavo, un puesto por detrás de Vettel y con Bottas, en el papel del principal damnificado, rodando undécimo.

Cuando se anunciaba la marcha del auto de seguridad hubo otro accidente, el del francés Romain Grosjean. Y en la 14, cuando Button, que había pasado a Ricciardo, paró en boxes, Fernando Alonso ya era tercero, luego de superar a Rosberg y al francés Jean-Eric Vergné, rodando detrás de Ricciardo y de Massa.

Para añadir mayor confusión en la vuelta 23 entró un nuevo safety, tras el accidente del mexicano Sergio Pérez con su Force India.

Ricciardo paró también junto a Massa y Bottas y tras el reordenamiento, en la 27, Alonso era primero, por delante de Vergné, Rosberg, Vettel y Hamilton, con el mexicano Esteban Gutiérrez, que abandonaría un poco más adelante, octavo.

Fernando apretaba marcando las vueltas rápidas. Y, tras la parada de Rosberg, el trompo de Vettel, el adelantamiento a Vergné, Hamilton ya circulaba segundo.

Cuando Alonso paró en la vuelta 39, para poner neumáticos blandos, Hamilton era líder, antes de poner medios una vuelta después y ceder el primer puesto a Ricciardo, que comandaba por delante de Massa y del asturiano.

Alonso atacaba a Massa y lo superó cuando paró, ascendiendo al segundo puesto, detrás de Ricciardo, que efectuó su última parada a falta de 15, de nuevo a blandas, y regresó cuarto a pista.

A 10 para el final, Alonso lideraba con 1.2 sobre Hamilton y 2.1 respecto a Ricciardo, con Massa, a 25,6; Rosberg, a 25,9 y el finlandés Kimi Raikkonen a 26,7. La batalla final por la victoria fue brutal y en la antepenúltima vuelta, Ricciardo rebasó a Hamilton, antes de dar cuenta de Alonso en la siguiente.

Temas Relacionados
frena dictadura Mercedes Daniel impone