La violencia afecta a todo el futbol

Deportes 28/02/2013 00:14 Actualizada 11:02

Tras los incidentes ocurridos en el estadio Neza 86, Heriberto Morales, director deportivo de Monarcas Morelia, y en representación de Grupo Salinas, que es la empresa propietaria del Neza, aseguró que lo sucedido obedece a un fenómeno social que ha involucrado a todo el futbol.

“Habrá que ver el informe que dan las autoridades. La verdad es que vivimos un momento complicado”, dijo un preocupado dirigente moreliano.

“Al principio podría pensarse que se trataba de la rivalidad de los equipos, pero fue entre las mismas porras del mismo club. Pelearse con la gente de tu mismo equipo, no lo entiendo”, agregó.

Por su parte, Miguel Herrera, técnico de las Águilas, aceptó que hablarán con sus porras. “Hay que pedir tranquilidad. Trataremos de generar buen futbol para que la tribuna disfrute el deporte”, comentó el estratega.

“Nosotros tratamos que los equipos generen espectáculo, por lo menos hoy [ayer], América lo hizo. El club se acercará a la porra para que estén tranquilos”.

La Liga se preocupa

Para la Liga, las alarmas están encedidas por la violencia en el futbol. “Hay focos rojos. Estamos pendientes todos los días, porque nuestros aficionados merecen lo mejor. Tenemos que tener focos rojos en todas y cada una de nuestras actividades relacionadas con nuestro maravilloso deporte”, reconoce parco Enrique Bonilla, director general de la Liga.

Lo que no deja ver el federativo son las acciones que se llevarán a cabo para frenar el problema de los sucesos violentos que han ensombrecido al futbol.

Gerardo Liceaga, diputado federal miembro de la Comisión del Deporte, aseguró en entrevista a EL UNIVERSAL, que una de las ideas que se pretenden plantear para crear una iniciativa de ley es que a quien ponga en riesgo a los aficionados se le niegue el acceso a cualquier estadio del país.