Se encuentra usted aquí

Todo sea por el racquetbol

27/02/2014
01:55
-A +A

Poco a poco, Santiago Esparza, jugador de racquetbol que se ha dado a la tarea de recabar más de 500 firmas para solicitar la construcción de un par de canchas públicas de este deporte en el estado, está cumpliendo su cometido.

Todos los días, el joven queretano sale a las calles, a lugares concurridos como las plazas del Centro Histórico, para explicarle a la gente de lo qué se trata su labor y aunque se ha encontrado con algunas negativas, la mayoría de las personas ha contribuido con su firma para que posteriormente esa lista, que hasta este momento lleva más de 300 registros, sea presentada a las autoridades y así externar algo que el joven cree necesario para que los talentos queretanos en este deporte no abandonen su desarrollo por no tener los recursos para asistir a un club privado para entrenar.

“Vamos muy bien con las firmas ya tenemos un poco más de 300 y queremos muchas más, ahorita ando en el centro, en las calles y con mis vecinos en los clubes platicándoles sobre la necesidad que tiene este deporte en Querétaro y afortunadamente hay mucha gente que sí quiere ayudar”, comentó Santiago.

Son alrededor de siete días los que el joven ha dedicado a esta labor, con la finalidad de abrir el deporte a personas de todos los recursos económicos.

“Espero que nos dé resultado esta iniciativa, sobre todo para los chavos con mucho talento para que puedan seguir dedicándose al deporte y no se vayan por los vicios que es lo que me preocupa y por ello son dos canchas las que se solicitan, para que cualquier persona que quiera practicar este deporte lo haga sin problemas, sin que tengan que pagar membresías o clubes privados y esté al alcance de todos.

“Me ha dado mucha tristeza que muchos chavos que tienen mucho talento han tenido que vender sus cosas de juego, porque sus papás ya no pueden pagar un club, yo fui con ellos a la Olimpiada Nacional de Tijuana del año pasado y trajeron dos medallas de bronce, uno de ellos ya no juega racquetbol, porque sus papás tuvieron problemas económicos y eso es triste porque él era bueno”, externó.

Y concluyó: “Voy a seguir con esto, hay quienes me tiran de loco en las calles cuando les platicó la idea pero también hay gente que sí ayuda, que da su firma y nos desea mucha suerte, con ellos son con los que me quedo para echarle más ganas y superar la meta”.