Polémica por el cambio a cancha dura

Deportes 27/02/2013 03:15 Actualizada 10:20

ACAPULCO.— El cambio de superficie del Abierto Mexicano de Tenis ha causado reacciones encontradas entre los jugadores. Aunque algunos consideran benéfica la modificación, otros piensan que el certamen perderá su esencia con la cancha dura.

“A mí me parece muy bien. Acapulco es el mejor torneo de Latinoamérica y no creo que eso cambie por dejar de realizarse en arcilla. Si las cosas salen bien podría ser el primer paso para, en unos años más, aspirar a convertirse en un Masters 1000. En lo personal me gustaría regresar en 2014 y ser testigo de la modificación”, dijo el español Pablo Andújar.

El Abierto mexicano se despide este año de la superficie de arcilla para atraer a jugadores de mejor ranking, quienes han preferido jugar en Dubai.

“Creo que podría ser un buen cambio. Espero que nos beneficie a los mexicanos y podamos tener mejores resultados. En nuestro país se juega más en cancha dura así que, si lo sabemos aprovechar puede ser para bien”, dijo el doblista Santiago González, quien debuta hoy.

A Claudia Súarez, quien parte del main draw de la competencia, no le desagradaría jugar en una nueva superficie, aunque confiesa sentir un poco de melancolía.

“Es un reto que me parece interesante. Es algo nostálgico que ya no se vaya a realizar en arcilla, pero la mayoría de los cambios son para bien y les deseo el mejor de los éxitos”, dijo Suárez.

La mayoría de los tenistas recibieron con agrado la noticia del cambio y quieren jugar.