Pardo se apunta triunfo

Deportes 26/05/2014 00:23 Actualizada 09:49

Los pilotos Rubén Pardo en la categoría Stock V8 y el queretano Rodrigo Marbán, en la Stock V6, triunfaron en la sexta fecha del serial Nascar que se corrió en el óvalo del Ecocentro queretano, cuyas gradas lucieron abarrotadas de aficionados.

Patrick Goeters, en el auto número 14, obtuvo el segundo lugar, seguido de Daniel Suárez, en el bólido 3, quien se conserva como líder del campeonato, extraoficialmente, de la categoría estrella.

Las carreras iniciaron con retraso debido a que el asfalto de la pista estaba húmedo, y los autos de seguridad tuvieron que secarlo durante más de 40 minutos, antes de que los pilotos de la V8 hicieran sus vueltas clasificatorias.

Santiago Tovar se hizo de la posición de honor, pero pronto la tuvo que ceder ante el embate de los pilotos más rápidos, quienes le dieron alcance en las primeras vueltas, cuando se presentó la primera bandera amarilla, de casi una decena que se mostraron durante toda la carrera, por un “trompo” de Rubén Pardo.

Competencia demandante por el calor y la humedad en el Ecocentro, lo que propició que las llantas de los bólidos se degradaran de forma más rápida ante la abrasión del asfalto.

En la primera mitad Pardo, a bordo del auto 15, hizo una carrera conservadora, para escalar posiciones y ubicarse como primero durante las últimas vueltas hasta completar las 157 en dos horas nueve minutos y 55 segundos.

Rubén Pardo se dijo muy emocionado por su triunfo, a pesar del trompo en la curva tres y algunos problemas mecánicos que tuvo su carro.

“Como piloto es muy padre ver todas las tribunas llenas, hay una gran afición aquí en Querétaro”.

Stock V6

El ganador de la carrera preliminar, Rodrigo Marbán, quien hizo 65 vueltas al óvalo en una hora, indicó que está muy contento de regresar a esta categoría donde inició.

“Esta carrera es especial por estar es casa, quisimos hacer ambas categorías, pero vamos a seguir enfocándonos en la categoría V8 que es la prioridad, pero efectivamente es un gran día para nosotros por llevarnos la bandera a cuadros, nos pone muy contentos a todos ganar en casa, dedicárselo a la afición y a mi familia”.

Por su parte, el también queretano Erick Mondragón dijo que fue una carrera muy complicada. “Es un tercer lugar aunque con un sabor de boca un poco agridulce. El coche se nos degradó por tratar de llevar el ritmo de los líderes y ya al último con Rodrigo, que en los últimos minutos rebasó. Vamos a seguir luchando para poder escalar a primer lugar y quiero agradecerle a toda la afición queretana, que si sentí su apoyo”.