Nadie hace sombra a Mercedes

Deportes 26/05/2014 00:23 Actualizada 08:57

MÓNACO.— Nico Rosberg ganó ayer el Gran Premio de Mónaco desde la partida para superar en lo más alto de la clasificación general a su compañero de equipo Lewis Hamilton, quien terminó segundo para darle a Mercedes su quinto 1-2 consecutivo.

El piloto alemán aseguró su segunda victoria de la temporada y quinta de su carrera gracias a un buen arranque y a contener a Hamilton para repetir su primer triunfo desde la pole en Mónaco el año pasado.

“La presión estaba durante todo el trayecto pero mantuve la tranquilidad y pude ganar”, dijo Rosberg, quien celebró abrazando a los ingenieros de su equipo.

Rosberg terminó 9.2 segundos por delante de Hamilton, que fue apenas 0.4 más rápido que Daniel Ricciardo. El piloto de Red Bull no pudo rebasar a Hamilton en la pista de la Fórmula Uno más difícil para hacer sobrepasos.

La frustrante temporada del cuatro veces campeón Sebastian Vettel continuó, ya que abandonó temprano por falla de motor.

Mercedes también se ha llevado todas las pole en lo que va de temporada: cuatro para Hamilton y dos para Rosberg, que ganó la primera carrera de la temporada.

“Sentí que estaba fuerte”, dijo Hamilton, quien se quejó de que su visibilidad fue afectada por un poco de suciedad en el ojo izquierdo.

Pero Hamilton criticó de nuevo a su equipo cuando se le dijo que Ricciardo estaba cerrando la brecha con él.

“No me importa Ricciardo, ¿cuál es la diferencia con Nico?”, dijo Hamilton, quien anteriormente se quejó acerca del momento de una parada en boxes para resaltar lo que ha sido un fin de semana tenso al interior de Mercedes.

Hamilton sí se tuvo que cuidar de Ricciardo hacia el final y pasó las últimas cuatro vueltas bloqueando al australiano. Fue un impresionante tercer puesto consecutivo para Ricciardo, que ahora está por delante de Vettel, su más ilustre compañero de equipo.

“Es emocionante estar en el podio aquí en Mónaco”, dijo Ricciardo.

Hamilton presionó a Rosberg por momentos, incluso llegó a recortar su ventaja a 0.8 segundos y con certeza habría atacado más en otra pista. Pero el circuito de 78 vueltas de Mónaco —que tiene la velocidad promedio más baja del calendario de Fórmula Uno— hizo que la posición de Rosberg estuviera relativamente segura, a menos que Hamilton intentara un movimiento arriesgado que podría haberlo llevado a estrellarse.

Los mexicanos Sergio Pérez y Esteban Gutiérres no terminaron la carrera. Checo, que arrancó décimo’ se quedó fuera en la primera vuelta por un alcance y Gutiérrez, a 15 del final sufrió una ponchadura.

Temas Relacionados
nadie hace sombra Mercedes