Suspira Cortés por volver a la Selección

26/03/2015
01:57
-A +A

En el olvido, luego del explosivo título conquistado con Pumas en el Clausura 2011, en cuya final, ante Morelia, consiguió un golazo —el del título—, Javier Cortés poco a poco ha perdido protagonismo y reflectores.

Primero, en ese mismo año, fue retachado de la Copa América 2011, multado e inhabilitado por formar parte de un grupo de ‘fiesteros’ que satanizó el ‘Chepo’ de la Torre, cuando el director técnico de ese grupo era Luis Fernando Tena.

Hoy, melancólico, el talentoso mediocampista parece retomar aliento y la esperanza de volver a la Selección Mexicana, luego de ver a su compañero, Eduardo Herrera, entre la lista de convocados por Miguel Herrera a los juegos amistosos contra Ecuador y Paraguay.

“Hace mucho tiempo que no llegaban jugadores de los Pumas a la Selección y es muy padre que ahora se esté volteando al club”, suspira Cortés, al término de la práctica felina. “Esperamos que Eduardo Herrera aproveche este momento”.

Para aspirar a un nuevo llamado, Cortés sabe que “es importante estar al 100%, ir paso a paso, mejorando en todos los aspectos, anímica y mentalmente, retomar esa confianza y tranquilidad dentro de la cancha, con tal de aportar poco a poco”, abunda el jugador. “Con estar al 100 con el equipo vamos a alzar la mano para estar en la Selección”, destaca sereno.

Medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Cortés sabe que puede marcar diferencia y retornar a los procesos de México.

“Nos da gusto que jugadores de Pumas regresen a la Selección, estamos felices por nuestro compañero, lo apoyamos. Son oportunidades que debes aprovechar en tu momento. Es muy padre escuchar que compañeros aporten su granito de arena en la Selección”, agrega, esperanzado en que pronto la institución vuelva a ser base del representativo tricolor.

“Pumas trabaja con confianza y tranquilidad por los buenos resultados, pero falta mucho por mejorar”, indica Cortés. “Debemos seguir así, con la misma actitud y esfuerzo. El equipo ha hecho bien las cosas en los últimos juegos y la calificación está en nuestras manos. Este receso es bueno para analizar fallas, ver qué podemos mejorar y seguir trabajando, porque falta mucho por demostrar”, concluye.