Una carrera puesta sobre la balanza

Deportes 25/07/2014 02:02 Actualizada 03:30

[email protected]

Ya al final de su carrera, Marco Rodríguez Moreno evalúa lo bueno y lo malo...

“Pero siempre, lo bueno es lo mejor”, afirma…

—¿Tu jugador favorito?

“Siempre admiré el buen futbol... A quien yo veo que dejó una historia muy bonita fue Emilio Butragueño. Fue un hombre de mucha clase, mucha técnica, siempre respetuoso, ético. Nos invitó a los árbitros a su partido de despedida”.

—¿El más problemático?

“No puede haber peores jugadores... Cada quien es quien quiere ser y quien Dios le permite ser”.

—¿Tu mejor juego?

“Me quedo con el último del Mineirao”.

—¿El peor?

“Tuve malos juegos, seguro...”.

—¿Tu momento clave?

“No sé si sea éste, pero creo que una de las razones por las cuales, creo que el doctor [Edgardo] Codesal hizo que debutara a los 23 años, fue que en un Torneo Cuna del Futbol en Pachuca, expulso a Hugo Sánchez. Claro, Hugo dijo que me quería hacer famoso con él y lo entiendo, es un figurón, un emblema, pero ni siquiera lo identificaba en ese momento. Yo cumplí las reglas del juego. Vi que le reclamaba a mi asistente y le metí la doble amarilla.

—¿Y la mordida de Luis Suárez en el Italia-Uruguay?

“Todo se reduce a una cosa, muy sencilla... No la vi”.