Se encuentra usted aquí

Acapulco, sin estrellas

25/02/2016
02:30
-A +A

Acapulco.— El ‘Rey David’ dejó vacante su corona. El campeón defensor del Abierto Mexicano de Tenis sucumbió a su tenis inconsistente. La misma suerte acompañó al seis del mundo, el japonés Kei Nishikori, quien también se despidió del certamen de Acapulco.

Ferrer cayó ante Alexandr Dolgopolov, quien lo venció por 6-4 y 6-4 sobre la cancha central del Princess, en una jornada negra para el certamen, pues sufrió el retiro por lesión de la bielorrusa Victoria Azarenka.

“Perdí porque el rival fue mejor, no hay excusas. Es lo que hay y ya está. No vamos a entrar en más justificaciones. Perdí porque no hice un buen partido de tenis y mi contrario estuvo más acertado. En esta gira, la verdad es que no he hecho un buen tenis y es una realidad que no estoy jugando a mi mejor nivel”, compartió Ferrer momentos después de su eliminación.

El ganador de las versiones 2010, 2011, 2012 y 2015 tuvo un primer set en el que fue atrapado por el juego del Dolgopolov, quien mantuvo al español corriendo de un lado a otro de la cancha y que lo tuvo sietes veces para rompimiento, de los cuales le bastó convertir dos para agendarse la manga.

En el segundo set, el ucraniano quebró en el séptimo game. Ferrer salvó hasta tres match points, pero sucumbió en la primera ventaja que tuvo Alexandr para finiquitar la eliminación del valenciano ante el alarido de desencanto del público. David cerró su gira de tres torneos en América Latina, en donde no pudo llegar a ninguna final.

“Me voy a ir a casa y estoy en la interrogante de si ir a jugar a Indian Wells o no, porque he viajado mucho, he jugado mucho y es verdad que hay veces en la vida que necesitas parar y disfrutar de los tuyos. En la vida, no todo es tenis y ahora quiero pensar y disfrutar”, expuso Ferrer, recién casado.

El español buscaba convertirse en el máximo ganador en la historia del certamen guerrerense al estar empatado con cuatro títulos con el austriaco Thomas Muster. Al público mexicano le pidió que no tomarán a mal su eliminación de ayer.

“Calma, es una derrota más en mi carrera tenística. Tampoco voy a dramatizar por un partido perdido. Al final hay que buscar soluciones para mejorar. Nada más. A partir de ahí hay que seguir pensando hacia adelante. A veces se juega bien, a veces no se juega tan bien. Se intenta estar en gran nivel, pero no siempre se puede ganar”, concluyó.

Dolgopolov se enfrentará hoy al holandés Robin Haase, que, por su parte, se clasificó a los cuartos de final tras imponerse al británico Aljaz Bedene por 6-4, 6-7 (3) y 6-4 en un partido que duró dos horas, 22 minutos.

Nishikori también quedó fuera del certamen al caer ante el estadounidense Sam Querrey por 6-4 y 6-3, en un partido en donde estuvo errático en su servicio, así como en varios reveces que se quedaron en la red. El estadounidense sacó partida de su altura y su potente saque para ganar más de 85% de su primer servicio en el juego.

En otros resultados del cuadro varonil, Bernard Tomic venció al francés Adrian Mannarino por 6-4 y 6-4; y el ucraniano Illya Marchenko ganó al estadounidense Ryan Harrison 7-6 (3), 4-6 y 7-6 (5).