Aplacan rebelión de los Jaguares

Deportes 24/10/2015 02:29 Actualizada 02:46

Tuxtla Gutiérrez.— Sus futbolistas se negaron a entrenar el miércoles y amagaron con no jugar el encuentro de mañana ante los Pumas, pero la directiva de los Jaguares de Chiapas asegura haber saldado los salarios que les adeudaba.

Liderados por el capitán Javier Muñoz Mustafá y con el respaldo del entrenador Ricardo Antonio La Volpe, los felinos manifestaron su descontento porque no les habían depositado de dos a tres meses de sueldo.

“Es entendible [la protesta], son cosas que pasan”, atina a decir Adalberto Palma, director deportivo de los sureños. “En su momento les molestó, pero así de rápido se arregló y el compromiso es pleno en lo futbolístico. La decisión que tomaron, parece que fue muy rápida”.

“Tal vez faltó un poco de comunicación con ellos, pero el tema está resuelto y seguimos con el mismo compromiso, concentrados ahora en la parte deportiva”.

Porque, pese a sus problemas, están en la pelea por un lugar en la Liguilla.

Han basado buena parte de su éxito en casa, porque son el único club que no ha ganado como visitante (tres empates y cuatro derrotas), números que hacen lucir complicada la presentación en Ciudad Universitaria.

“Los jugadores están entrenando a tope y concentrados en el duelo ante Pumas, porque el equipo sigue ahí inmerso en la pelea por la clasificación”, presume.

En cuanto a la posible venta del club, por parte de la familia López Chargoy, el ex defensa central sostiene que “son rumores que siempre han salido”.

“Lo han dicho antes por Jaguares, Puebla, Veracruz... Siempre hay interesados en tener plazas en Primera [División], buscando la manera de gestionarlas”, agrega.