A 8 días. Nigel Mansell se ganó su propia curva

Deportes 24/10/2015 02:29 Actualizada 02:43

No por nada la curva 17 del Autódromo Hermanos Rodríguez fue bautizada como Nigel Mansell, ganador del Gran Premio de 1992.

La cita de la capital mexicana fue la segunda del calendario de aquel año, que tuvo como parada Phoenix, donde los autos de Williams se impusieron con 1-2 en el podio.

Williams no sorprendió a nadie, con un Nigel Mansell que marcó la pole position con apenas dieciséis milésimas de ventaja sobre su compañero de equipo, el italiano Riccardo Patrese. Ayrton Senna había sufrido un accidente el viernes durante los entrenamientos oficiales del primer día en la parábola, pero estuvo listo para competir partiendo desde la sexta plaza. Mansell cruzó la línea de meta en la primera posición, casi trece segundos por delante del otro Williams. Los Benetton fueron los únicos autos capaces de plantar cara, con Michael Schumacher en el tercer lugar.