Sra. Sterling es quien venderá a los Clippers

Deportes 24/05/2014 01:01 Actualizada 09:24

[email protected]

LOS ÁNGELES.— Donald Sterling aceptó ceder el control de los Clippers de Los Ángeles a su esposa, Shelly, y será ella quien venderá la franquicia de la NBA, dijo a la agencia de información AP una persona con conocimiento de las negociaciones.

La persona, que no estaba autorizada a hablar públicamente sobre el pacto, indicó que la pareja llegó a un acuerdo después de varias semanas de discusiones.

Shelly Sterling y sus abogados han tenido negociaciones con la NBA desde que el comisionado Adam Silver expulsó a Donald de por vida de la Liga, el pasado 29 de abril, porque se dieron a conocer unas grabaciones en las que emite severos comentarios racistas.

Aunque la NBA todavía tiene que aceptar el acuerdo, las fuentes dicen que si ella desea vender al equipo entero con los términos que le son convenientes a la Liga, entonces podría ser un caso que termine pronto y que no demore por la batalla legal.

La estrella del Heat de Miami, LeBron James, dijo que “es muy importante que se llegue a una pronta solución; no queremos que este problema perdure en nuestro deporte. En verdad es lamentable lo que sucedió. Jugadores, dueños y todas las personas involucradas en este deporte saben que ya no necesitamos más de eso. Así que lo mejor es que todo termine pronto”, indicó James.

No se sabe con certeza qué proporción de los Clippers está dispuesta a vender, pero la única forma en la que la NBA aceptaría el acuerdo entre Donald Sterling y su esposa sería que el equipo fuera vendido en su totalidad.

Entre los problemas que Shelly considera, están las cuantiosas obligaciones fiscales en las que incurrirían por la venta del equipo.

De acuerdo con reglamento de la Agencia Tributaria de Estados Unidos, los Sterling tienen que pagar un impuesto de largo plazo por las ganancias capitales del 20 por ciento, además del impues- to de California de 13.3 por ciento. Este impuesto se definirá de la diferencia que existe entre la cantidad en la que fue adquirido el equipo y en la que posteriormente se vendió.

Por ejemplo, si el equipo se vende en mil millones de dólares, los Sterling paragarían un impuesto de 328.5 millones de dólares. Donald adquirió a los Clippers, de Irv Levin, en 1981 por 13.5 millones de dólares.

Donald también fue multado con 2.5 millones de dólares por la NBA debido a las grabaciones telefónicas en las que el dueño de los Clippers le pide a su amiga V. Stiviano —quien hasta antes de 2010 se llamaba María Vanessa Pérez, y es de ascendencia mexicana— que no llevara “negros” a los juegos de los Clippers.