Las lesiones se esparcen en la NFL

Deportes 23/10/2012 13:00 Actualizada 13:02

Los fuertes golpes entre jugadores de la NFL comienzan a cobrar factura. Apenas terminó la séptima semana de la temporada y ya hay bajas sensibles para algunos equipos de futbol americano.

El back defensivo de los Empacadores de Green Bay, Charles Woodson, sufrió una rotura de la clavícula derecha y estará fuera al menos un mes. La lesión sucedió el domingo pasado, en la victoria sobre los Carneros de San Luis.

Woodson, de 36 años, fue nombrado el Jugador Defensivo del Año en 2009, y significa una ausencia lamentable para los Packers, de cara al juego frente a los Jaguares de Jacksonville en la semana entrante.

A los Jaguares también les hará falta un elemento clave: Maurice Jones-Drew, corredor estelar, presenta una lesión en el pie izquierdo, la cual lo alejaría del campo por tiempo indefinido, según informó el entrenador en jefe de los Jaguares, Mike Mularkey.

Los Cargadores de San Diego colocaron al pateador, Nate Kaeding, en la lista de lesionados de reserva, debido a un desgarre en la ingle que sufrió ante los Jefes de Kansas City en la semana cuatro.

Esto le dio a los Chargers la posibilidad de firmar al receptor abierto, Danario Alexander, quien se encontraba como agente libre, pero tendrán que prescindir de Kaeding, el pateador más preciso de la NFL (87 por ciento).

Fred Davis, ala cerrada de los Pieles Rojas de Washington, dejó el partido de la semana siete en contra de los Gigantes de Nueva York en el primer cuarto, con  una lesión del tendón de Aquiles, por la cual podría perderse el resto de la temporada.

Davis llegaba al encuentro como líder receptor de los Redskins, por lo que ahora tendrán que confiar en el suplente Niles Paul y pensar en la posibilidad de traer de vuelta a Chris Cooley, quien posee el récord de recepciones en el equipo.