Mediocampo, ‘talón de Aquiles’ de Alemania

Deportes 23/06/2014 00:08 Actualizada 08:30

FORTALEZA.— Ghana desnudó el punto por el que puede romperse una Alemania que parecía indestructible: el centro del campo. El técnico Joachim Löw tiene cinco días hasta el cruce decisivo con Estados Unidos para resolver un desajuste que podría costar caro a una de las grandes favoritas en el Mundial de Brasil.

“Pérdida de balón, transición rápida, pase en profundidad y gol recibido”, resumió en estilo telegráfico el capitán Philipp Lahm la historia del segundo gol de Ghana en el 2-2, en un partido que los africanos pudieron ganar el sábado en el calor de Fortaleza.

El propio Lahm resultó hoy el más criticado en la prensa alemana. Sinónimo de fiabilidad en la maquinaria de Löw, fue responsable de varias pérdidas en el centro del campo que derivaron en ataques rivales y en el segundo gol de Ghana.

El defensor pareció incómodo en el rol de mediocampista que descubrió en el Bayern Munich de Josep Guardiola y que asumió ahora en la selección, pero se defendió recordando que el esquema salió bien en el imponente debut con goleada por 4-0 ante Portugal. “A vaces sale bien, a veces mal. No es un problema general”.

Löw no pareció tan convencido. “Philipp suele cometer muy pocos errores. Hoy fueron dos o tres”. El técnico admitió además que el problema no es circunstancial. “Precisamente los jugadores con mejor técnica tuvieron ya algunos problemas con la posición”.

El técnico adelantó a Lahm en su esquema para suplir la debilidad de un mediocampo mermado por la baja de Ilkay Gündogan y el pobre estado de forma de Sami Khedira y Bastian Schweinsteiger, ambos recuperados de lesiones.

En particular, el mediocampista del Real Madrid pareció acusar aún los efectos de la rotura de ligamentos que sufrió en noviembre de 2013 y no resistió bien la humedad y los 30 grados de Fortaleza. Löw admitió que Khedira jugó “físicamente un poco al límite”.

El vicecapitán Schweinsteiger, por su parte, viene siendo suplente en el esquema de Löw y el sábado sólo ingresó por Khedira. El técnico consideró que su ingreso “trajo frescura” al equipo, pero no termina de convencerse de que esté realmente en forma para ser titular.

Temas Relacionados
Meditiempo talón Aquiles Alemania