Está ansioso de subir al ring

Deportes 23/05/2014 01:51 Actualizada 09:18

[email protected]

ACAPULCO.— Sentado ante los medios de comunicación se muestra tranquilo. Pero una vez terminada su última conferencia de prensa el semblante es otro “¡Ya quiero pelear!”, nos confiesa Jhonny González, el campeón pluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Han pasado nueve meses desde su último combate. Una larga espera que acabará este sábado cuando exponga el título recuperado el año pasado ante el guyanés Clive Atwell.

Jhonny ya quiere lanzar golpes. Su entrenador Nacho Beristáin le pide tranquilidad. Y es que esa ansia acumulada se debe a que, primero, se le cayó la pelea de revancha ante Abner Mares. Luego vino una pausa por la desaparición de su hermano. Pero todo volverá a la normalidad en la vida del pugilista mexicano cuando lance su primer golpe sobre el ring del Centro de Convenciones de Acapulco mañana.

“Hay emoción de volver a subir a un ring, de sentir la adrenalina, de lo que es estar arriba del cuadrilátero. Escuchar a la gente y ver cómo el público te apoya. Después de nueves meses, ya era momento de regresar a boxear y demostrar por qué soy campeón del mundo”, dice.

Beristáin cuida celosamente el cinturón del CMB de su pupilo, con la delicadeza de una joya real. Apunta que la inactividad puede perjudicar a un boxeador, pero que no es el caso de González. Relata que ante los sparrings del gimansio Romanza denotó buen ritmo. Jhonny admite que enfrentar a un rival como el guyanés Clive Atwell le servirá para agarrar confianza.

“Me conviene un rival así porque vengo de una inactividad de nueve meses. Además se vino el problema de lo de mi hermano y yo dejé de entrenar totalmente, fue una de las situaciones de que no se concretara con otro rival más fuerte. La pelea con Atwell puede ser un poco más tranquila, pero arriba del ring, todo puede pasar. Yo nunca tomo una pelea a ligera. Me preparo al cien por ciento”, aclara.

De salir vencedor, advierte que le gustaría formar parte de una pelea importante del otro lado de Río Bravo.

“Si gano, la siguiente tiene que ser en Estados Unidos, porque hay que cumplir una opción a Golden Boy que tengo firmada. Lo que sí quiero es tener más actividad”.