‘Checo’ Pérez se siente feliz con su remontada

22/09/2014
12:01
-A +A

SINGAPUR.— Con rebases a Kimi Raikkonen y Valtteri Bottas en el último giro del Gran Premio de Singapur, el mexicano Sergio Pérez cerró en séptimo sitio en la decimocuarta fecha del Campeonato del Mundo de F1.

Con el resultado, el piloto tapatío, alargó su racha de captura de puntos en todas sus participaciones en este GP y de paso se metió al top 10 del Campeonato de Pilotos con 45 unidades.

“Excelente resultado. Cuando la carrera se veía totalmente perdida, nunca nos dimos por vencidos y al final se nos acomodaron las cosas”, dijo el piloto de Force India al finalizar el circuito de Marina Bay.

El piloto del Sahara Force India realizó una competencia de empuje tras salir del cajón número 15 y sobreponiéndose a inconvenientes como el contacto sufrido con el alemán Adrian Sutil en la vuelta 30, cuando Checo se reincorporaba al trazado luego de salir de pits, en lo que era su segunda detención, y que rezagó de forma contundente al originario de Jalisco, México, al dejarlo sin alerón delantero.

Sin embargo, Pérez hizo cuatro detenciones en este Gran Premio disputado a 60 vueltas de las 61 originales, a bordo de su VJM07 # 11, habiendo administrado tres juegos de llantas superblandas y un set de suaves, con lo que pudo pelear hasta el final, sin jamás siquiera pensar en darse por vencido, lo que le ha dado al mexicano su cosecha: meterse en lo personal entre los 10 mejores del mundo y contribuir, junto con su coequipero Nico Hulkenberg —quien cerró noveno— a superar a McLaren en el Campeonato de Constructores por 6 puntos, 117 de Force India por 111 de McLaren.

“Hicimos una gran competencia y logramos puntos muy importantes para el equipo. Tengo que felicitar al equipo, han hecho un gran trabajo el día de hoy. Nico y yo trabajamos muy bien en diferentes estrategias pero siempre apoyándonos uno al otro con el objetivo de ganar a McLaren”, añadió Pérez.

El otro piloto mexicano, Esteban Gutiérrez, de la escudería Sauber, tuvo mala fortuna y abandonó la prueba por fallas mecánicas cuando se corría apenas la vuelta 19.