24 / julio / 2021 | 22:17 hrs.

Messi hace magia y salva a Argentina

Deportes 22/06/2014 00:27 Actualizada 03:30

[email protected]

BELO HORIZONTE.— Otra vez Lionel Messi al rescate. El argentino hizo una de sus jugadas favoritas. El regate desde la banda derecha al centro y el tiro desde la frontal a segundo poste. Un gol que representó el triunfo de los albiceleste 1-0 ante Irán y la calificación a los octavos de final en Brasil 2014.

Con el pase de Argentina, ya son cuatro equipos americanos asegurados a la segunda ronda de los cinco que se encuentran clasificados hasta el momento.

Los albicelestes se suman a Chile, Colombia y Costa Rica; además de Holanda, única nación no americana que ya logró su pase a los octavos de final.

Ayer, desde el estadio Minerao de Belo Horizonte, y cuando parecía que Argentina firmaría el empate ante los asiáticos, una genialidad de Messi cambió el destino del partido. No obstante, el resultado favorable, los sudamericanos siguen sin levantar su nivel en la justa.

El arquero Sergio Romero fue la otra figura destacada al salvar su marco en varios arribos de los iraníes, que estuvieron cerca de dar el campanazo.

El crack del Barcelona pareció lejos de aquel que comenzó a asomar en el segundo tiempo ante Bosnia, pese a que esta vez, Argentina contó con los llamados “cuatro fantásticos” [él, Gonzalo Higuaín, Sergio Agüero y Ángel di María] desde el inicio y con el sistema táctico que el capitán pidió a Sabella, el 4-3-3 ofensivo. Erró dos tiros libres y su primera gran jugada llegó a los 59 minutos, pero el remate salió desviado.

El sistema tan reclamado por los jugadores al técnico Alejandro Sabella mostró fallos y dejó huecos en el mediocampo, con un equipo partido que debió valerse de las individualidades para llegar al arco rival.

Irán, uno de los equipos más limitados del Mundial, tuvo la primera posibilidad ya a los cuatro minutos con un tiro libre que Jalal Hosseine cabeceó lejos, pero que prendió las luces de alarma en el conjunto albiceleste.

En el segundo tiempo, el arco iraní se cerró a los argentinos, que recobró vitalidad con los ingresos de Rodrigo Palacio y Ezequiel Lavezzi por Higuaín y Agüero. Irán también estuvo muy cerca de quebrar el cero y convirtió al arquero Romero en figura: atajó dos remates de Reza Ghoochannejad y un cabezazo de Dejagah que se fue apenas centímetros por encima del travesaño.

Messi hizo renacer al Mineirao y clasificó a Argentina a octavos gracias a uno de sus mágicos chispazos.