Los Gallos cierran con todo en Ixtapa

Deportes 22/06/2014 00:27 Actualizada 03:30

Finalizó la etapa de playa de Gallos Blancos programada durante toda esta semana, y hoy será de descanso para los 30 jugadores convocados al viaje, donde se cumplió satisfactoriamente con el propósito de adquirir la base física necesaria para el inicio del Apertura 2014 el próximo 18 de julio, en casa, ante Pumas.

Todos sin excepción trabajaron a tope en cada una de las 13 sesiones de rendimiento establecidas por el preparador físico Guillermo Leal.

Cada entrenamiento tuvo combinaciones físicas tácticas y físicas técnicas, en donde la intensidad fue la constante. La sede de Ixtapa fue ideal por la cercanía de cada una de las instalaciones que necesitan para cada uno de los entrenamientos.

Además del lugar de descanso que fue un hotel de la localidad donde pernoctó el equipo queretano, se contó con un gimnasio donde el plantel completo pudo ir caminando para realizar su sesión de fuerza y reafirmación muscular. Por las mañanas el equipo realizó trabajo físico-táctico en la comunidad de Pantla, donde se tuvo disponible un espacio con dos canchas donde se diseñó el parado del equipo para la siguiente temporada.

Ahí, el cuerpo técnico que encabeza Ignacio Ambriz, tuvo la oportunidad de diseñar el cuadro que puede ir empleando para los próximos juegos amistosos, el primero contra Monarcas Morelia, el miércoles de la semana entrante en horario y lugar por confirmar.

Ambriz ya considera a las nuevas incorporaciones como son Antonio Naelson Sinha, Ricardo Osorio, Danilo Verón, en combinación con la base de jugadores que cerró el torneo anterior.

Por las tardes en las playas guerrerenses los entrenamientos se realizaron en dos sedes, la playa que estuvo a los pies del hotel de concentración o en el campo de golf donde se aprovechó para hacer activaciones de reacción, potencia y velocidad.

En la playa, las piernas de los jugadores del cuadro plumífero se fortalecieron. Se utilizaron pesas, bancos, aros y estacas para que las extremidades desafiaran la pesada arena, y además se recorrieron 10 kilómetros de playa a un fuerte ritmo de trote o carrera para calentar o para finalizar cada una de las sesiones.

Al cierre de esta pretemporada en playa, la satisfacción en los rostros del cuerpo técnico es claro y lo mencionan: “los muchachos trabajan muy bien”, coinciden todos sus integrantes, desde el técnico hasta los utileros destacan la calidad de todo el grupo de jugadores.

Será el próximo lunes, cuando el trabajo continúe en suelo queretano, en la localidad de Juriquilla, en vísperas de su primer cotejo amistoso contra los michoacanos.