Klose sólo piensa en el choque ante EU

Deportes 22/06/2014 00:27 Actualizada 03:30

[email protected]

FORTALEZA.— El ariete alemán Miroslav Klose, quien ayer igualó con su tanto ante Ghana el récord goleador en Mundiales del brasileño Ronaldo Nazario (15), reconoció que esos 15 goles en 20 partidos en fases finales “no están mal”, aunque pidió centrarse en el duelo próximo ante Estados Unidos.

“Veinte partidos [en Mundiales] y 15 goles no está mal, pero tenemos que jugar bien ante Estados Unidos”, dijo en declaraciones televisivas desde Fortaleza.

Klose, de 36 años, marcó con la puntera derecha en el minuto 71 del encuentro ante Ghana, dos minutos después de ingresar en el partido. Su tanto sirvió para que los alemanes fijasen el empate final (2-2).

“Le he dicho al entrenador que estoy contento en cualquier posición”, aseguró el ariete de la Lazio, quien ha marcado en cuatro Mundiales diferentes desde Corea-Japón 2002.

Löw alaba el espíritu teutón

El técnico de Alemania, Joachim Löw, elogió el espíritu de lucha y la “moral” que mostró su equipo en un frenético empate 2-2 con Ghana en el Mundial de futbol de Brasil 2014.

“Fue un intercambio abierto con un ritmo loco”, describió el técnico tras el empate en el calor de Fortaleza que Ghana llegó a dominar por 1-2.

“Los jugadores dieron todo y se entregaron por completo. El equipo demostró tener moral para recuperarse. Para nosotros no cambió el punto de partida: queremos ganar el próximo partido y seguir siendo líderes de grupo”, sentenció Löw.

Alemania, uno de los favoritos del torneo, sigue liderando el Grupo G con cuatro puntos, pero Estados Unidos, su próximo rival, podría arrebatarle el liderazgo, si hoy derrota al Portugal de Cristiano Ronaldo.

Más autocríticos que Löw se mostraron los jugadores, que reconocieron la potencia de Ghana y las dificultades que encontraron para repetir su gran actuación del debut, cuando golearon 4-0 a Portugal.

“Fueron 90 minutos muy exigentes”, señaló el capitán Philipp Lahm. “No fuimos tan agresivos en el comienzo. Y ante equipos así luego uno tiene problemas. En términos generales no podemos estar satisfechos con lo que hicimos”.

Sami Khedira admitió que el equipo no logró imponer su táctica: “Encontramos pocas soluciones, demasiado pocas”.