Atletas queretanos se llevan 25 preseas

Los deportistas paralímpicos ubicaron a Querétaro entre los cinco mejores estados del país en los Juegos sobre Silla de Ruedas
Atletas queretanos se llevan 25 preseas
Atletas queretanos se llevan 25 preseas
22/04/2018
04:34
Danaý Martínez
-A +A

Por primera vez, el estado se colocó entre los cinco mejores del país en un medallero que muchas veces es menospreciado por la sociedad, que posiblemente cueste el doble de trabajo aparecer en él. Querétaro brilló de manera histórica en los Juegos Nacionales Deportivos Sobre Silla de Ruedas en su 43 edición.

Ubicado en el cuarto lugar con un total de 25 medallas: 11 de primer lugar, nueve de segundo y cinco de tercero. Lo cual es un resultado histórico para el estado, que hace dos años lo máximo que logró fue un octavo lugar con 18 preseas.

Los primeros lugares del medallero fueron el Estado de México con 91 preseas, seguido de Jalisco con 75 medallas y Veracruz con 40 metales.

“El propósito de este departamento es crecer la parte del deporte adaptado, que nos voltearan a ver, que vieran los resultados. Tuvimos que buscar gente, tocar puertas y decir aquí estamos, la entrega de los papás, de los chavos, de los entrenadores y de las asociaciones que son las que más nos han apoyado y el trabajo lo han estado llevando ellos”, mencionó Jessica Muñiz.

La disciplina de paranatación fue la que más frutos le brindó al estado, al obtener un tercer lugar general con seis medallas de oro, seis argentas y tres de bronce. Además, en paraciclismo el estado empató con Aguascalientes en el segundo lugar de esta disciplina, al sumar tres preseas doradas y una de plata.

“Estoy sorprendido con esto de Querétaro, casi vi el nacimiento del equipo en los años 70 con el profesor Eleazar Hernández, quien dio algunas exhibiciones y el primer equipo que se formó en el estado con Jorge Beltrán Romero, aproximadamente en 1973, estaba viendo que a través de los años muchos de esos atletas seguían participando, ahora vi muchas caras nuevas sobresaliendo en natación, que es una de las disciplinas donde tenemos muchas esperanzas para Perú y Tokio”, comentó Sergio Durant, director técnico de la federación mexicana de deportes sobre silla de ruedas y secretario general del comité paralímpico mexicano.

En estos juegos hubo cantidades históricas de participantes. Fueron 25 arqueros, entre ellos el campeón parapanamericano de Guadalajara en 2011, José Antonio Báez. En el parapowerlifting compitieron 91 atletas, destacaron los medallistas de Juegos Paralímpicos Río 2016: Amalia Pérez, Jesús Castillo y Catalina Díaz.

Atletas queretanos que han estado varios años dando logros importantes como: Paty Valle, Evelyn Enciso, Antonio Pacheco, por mencionar a los más veteranos, pero el estado sabe que las nuevas generaciones deben abrirse camino en el deporte adaptado.

“El objetivo primordial es tener un semillero que es la parte más importante, ya que los medallistas a nivel internacional se están acabando. Hay que empezar a sacar atletas queretanos que nos representen a nivel internacional”, dijo Jessica Muñiz.

Del 13 al 15 de abril Querétaro fue sede del evento por segunda vez, la primera fue en 2010, la entidad se posicionó como séptimo lugar general; antes las aspiraciones eran pocas debido a falta de infraestructura, un área especializada y sobre todo falta de visión para impulsar a atletas con discapacidad.

“Era un reto, la sede era en Puebla pero tuvieron que cancelarlo por al sismo, nos lo ofrecieron, estábamos preparados en cuanto a infraestructura pero administrativamente no; se tomó la decisión de hacerlos en estas fechas con el apoyo de Conade y el DIF”, dijo Jessica Muñiz, coordinadora de entrenadores en el área técnica del Indereq, encargada de la organización del evento en la capital queretana.

Con un total de nueve disciplinas: paraatletismo, baloncesto en silla de ruedas, paraciclismo, paradanza deportiva, paranatación, parapowerlifting, tenis sobre silla de ruedas, paratenis de mesa y paratiro con arco, participaron 776 atletas y asistieron 880 personas entre staff, entrenadores, jueces y demás gente de la organización.

Aval de primera categoría

Comité Paralímpico Internacional, (International Paralympic Committee, IPC) tuvo participación por primera vez en estos juegos, aprobó dentro de su programa de competencias, que en paranatación y parapowerlifting, las marcas logradas en estos juegos nacionales aparecerán en los rankings mundiales.

Por primera vez, se realizaron pruebas antidopaje en paranatación, parapowerlifting y paraatletismo, disciplinas prioritarias para el país porque se han conseguido medallas internacionales. Esta competencia se convirtió en el primer filtro para competencias internacionales y formar una selección nacional con miras al campeonato Parapanamericano de Lima en 2019.

Será en un mes que se den a conocer los resultados de los exámenes antidopaje, del cual el Comité Paralímpico Mexicano espera un saldo blanco. Respecto a los atletas que conformarán la preselección nacional, aún falta evaluar algunas estadísticas y los resultados de los atletas.

“Tenemos que hacer un análisis profundo, también va a depender del número de plazas que nos otorguen por disciplina deportiva. Tomará tiempo porque no solamente son los atletas sobre silla de ruedas los que asisten a competencias internacionales, una selección está conformada también por atletas con parálisis cerebral, ciegos y débiles visuales y con capacidad intelectual. Las comisiones se reúnen, precisamos un ranking, incluimos a todos los deportistas del país, tienen sus competencias y posterior a esto, hacemos nuestro ranking”, sentenció Sergio Durant.

Excelencia en organización

Querétaro demostró que está capacitado para atender un evento de gran magnitud como el que se llevó a cabo el pasado fin de semana. Participaron voluntarios de la licenciatura en Educación Física y Ciencias del Deporte de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), así como estudiantes del Instituto Tecnológico de Querétaro (ITAQ) y del Colegio de Bachilleres del Estado de Querétaro (Cobaq).

Hubo que hacer algunos ajustes a la infraestructura del Parque Querétaro 2000, sede de la mayoría de las competencias, tales como rampas, caminos, y en el caso de paranatación, construir regadores para que se tuviera la facilidad de usar con las sillas de ruedas.

“Cierro los ojos y recuerdo las instalaciones, recuerdo la gente tan amable de Querétaro, siempre con una sonrisa, si necesitábamos algo nunca recibimos una negativa, el trabajo de los voluntarios pusieron alma y corazón para ayudarnos. En cuanto a mejorar no me he puesto a pensar porque desde la ceremonia de inauguración todo estuvo muy bien. Mi evaluación sería casi perfecta, sí me tendría que sentar a evaluar los detallitos”, comentó Durant.

Los Juegos Nacionales Deportivos Sobre Silla de Ruedas realizados en Querétaro fueron un suceso histórico para el desarrollo del deporte adaptado en nuestro país, y nos abre a la posibilidad de ser una sociedad más incluyente y creer que no existen retos imposibles.

Comentarios