04 / agosto / 2021 | 07:27 hrs.

El simulacro de una final

Deportes 21/11/2015 02:47 Actualizada 04:15

Duelo de intensa rivalidad, dentro y fuera de la cancha, que podría ser simple aperitivo de un suculento banquete programado para degustarse en plena Nochebuena.

Esta tarde, América recibe a los líderes Pumas con el objetivo de sumar unidades para intentar mejorar su posición en la tabla, pero —a decir de un emblemático ex futbolista en ambos clubes— los asistentes al Estadio Azteca podrían ver un simulacro demasiado real de la serie por el título en el Apertura 2015.

“Siempre es la idea de los dos equipos: jugar la final”, sentencia Enrique Borja, quien militó con los universitarios de 1964 a 1969, año en el que fue traspasado a las Águilas, con las que se desempeñó hasta 1977. “En el caso de América, Chivas es su rival en el Clásico de clásicos y ahora ya no está [con posibilidades de clasificar a la Liguilla], por lo que el segundo clásico es con Pumas y lógicamente sí se puede dar [en la final], sobre todo si se meten como primero y segundo”.

Para lo que resulta indispensable que los dirigidos de Ignacio Ambriz se impongan. La ecuación debe completarse con empates o derrotas de Toluca y Tigres.

Su llegada a los azulcrema, en 1969, fue uno de los puntos de inflexión en esta rivalidad que —presume— no conoce de momentos futbolísticos o presentes numéricos. Más allá de que el resultado no modificará la posición de los universitarios, asegura que no entregarán el juego, debido a la relevancia que tiene para ellos y su pueblo.

Participó en la Primera División durante más de 12 años y sólo vistió las elásticas de los conjuntos que hoy se enfrentan en Santa Úrsula, por lo que sabe perfectamente cómo jugar estos duelos.

Para Borja, los dirigidos por Guillermo Vázquez podrían lucir favoritos, ya que tienen siete unidades de ventaja sobre su adversario más enconado (34 por 27), pero Borja se resiste a colocarles la etiqueta.

“Si es por los resultados, los Pumas son el equipo que está arriba. Ya están clasificados y en primer lugar, lo cual quiere decir que hicieron una muy buena temporada, pero en este tipo de juegos no cuenta en qué lugar vayas”, finaliza.