Boxeo, el deporte que más muertes provoca

21/11/2013
01:59
-A +A

[email protected]

Nadie niega que el boxeo se ha convertido en todo un negocio en las últimas décadas, pero también ha dejado una larga cadena de muertos como ningún otro deporte. En 123 años de boxeo moderno la cifra estimada de boxeadores fallecidos es de mil 164 en todo el mundo.

En México se tienen registradas 55 muertes, producto de golpes recibidos arriba de un ring; aunque es un número estimado, ante la falta de registros concretos en los inicios de esta actividad en suelo nacional.

Esta radiografía basada en el análisis Death under the spotlight: The Manuel Velázquez Collection, actualizada por Joseph R. Svinth en 2011 y completada por EL UNIVERSAL revela que en el boxeo mundial se presentan poco más de 13 peleadores fallecidos al año, a consecuencia de alguna pelea arriba de un ring.

El motivo principal de los decesos son las lesiones neurológicas derivadas de esta actividad física. En los registros de los boxeadores fallecidos abundan los casos de coágulos e infartos cerebrales.

Hay veces que el peleador fallece momentos después de caer inconsciente sobre el ring, pero en otros casos tarda un lapso no mayor a cuatro días para morir, mientras es atendido en hospitales.

Es una realidad que con la entrada de un réferi, las divisiones intermedias, la reducción a 12 rounds en peleas de campeonatos mundiales y otras modificaciones el número de muertes ha disminuido. A tal grado que desde la década de los 30 no se ha alcanzado la cifra de más de 200 pugilistas muertos en combate.

Según el doctor sudafricano Clive Noble, integrante médico del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), se debe continuar con cambios en los reglamentos para reducir aún más el número de fallecidos.

“Sabemos que un impacto puede llegar hasta lesiones cerebrales. Un golpe devastador con un giro en la cabeza puede causar daños que lleven a la muerte. Por eso se debe continuar con más estudios al respecto”, apuntó Noble durante la pasada convención anual del CMB.

Noble, junto con el doctor Andy Roediger, se encuentra realizando un estudio sobre la calidad de las diversas marcas de guantes en el mercado, en el cual uno de los señalamientos más fuertes es que aún existen guantes que se rellenan con pelo de caballo, material que los hace “muy peligrosos”.

En tanto que la doctora alemana Beatrix Raudszus resaltó que en gran medida las muertes de los boxeadores se deben a la falta de información sobre la condición de salud de los pugilistas al momento de subir a pelear.

Por ello propone la implementación de un cuestionario que registre si un boxeador sufrió un nocaut u otro tipos de lesiones, que sea proporcionado por todos los involucrados con el peleador (entrenador, réferi, promotor, familiares) y que sea información pública.

“El único objetivo que buscamos los médicos es tener la información necesaria para prevenir tragedias y no impedir o cancelar un combate”, resaltó Raudszus.

La falta de seriedad en las comisiones locales que regulan cada semana peleas de boxeo también es señalada por diversas voces como causa de los fallecimientos.