24 / julio / 2021 | 22:44 hrs.

Habrá séptimo juego por el pase a la Serie Mundial

Deportes 21/10/2012 23:38 Actualizada 23:38

Las luces no se apagan en la bahía. Con la cárcel de Alcatraz como testigo del acontecer de la ciudad, los Gigantes de San Francisco derribaron otro muro en su lucha por llegar a la Serie Mundial y con una extraordinaria actuación del lanzador Ryan Vogelsong derrotaron 6-1 a los Cardenales de San Luis, para extender al séptimo juego la definición del título de la Liga Nacional.

Vogelsong actuó como fiel custodio de las esperanzas de San Francisco y en siete entradas de labor tiró pelota de cuatro hits, una carrera, una base por bolas y 9 ponches, para apuntarse su segundo triunfo de la postemporada.

“Sólo traté de hacer lo mismo que intento siempre, salir y establecer las condiciones para nosotros”, declaró Vogelsong sobre su actuación, al tiempo que añadió que “2012 es el tiempo de él y de San Francisco”.

La ofensiva Gigante salió desde el primer inning a imponer condiciones. Buster Posey bateó un rodado al cuadro que permitió que Marco Scutaro timbrara la registradora.

Con el dominio sobre la loma de su abridor, la novena de San Francisco entró en confianza y un capítulo después se destapó con un rally de cuatro que inclinó la balanza a su favor.

Brandon Belt dio la voz de ataque con triple al jardín izquierdo. Chris Carpenter es embazado de manera intencional. Con gente en las esquinas, la defensiva de los Cardenales cometió un error que permitió que Belt añadiera la segunda rayita para San Francisco. El venezolano Marco Scutaro volvió a ser fundamental para su equipo al conectar doble al bosque izquierdo que impulsó a Brandon Crawford y a Vogelsong.

Los Gigantes, quienes a lo largo de la postemporada se han caracterizado como un conjunto que responde ante el dolor, pudo silenciar a la ofensiva de San Luis a una sola carrera.

Carlos Beltrán llegó a la antesala con un batazo que internó al sector izquierdo. Por el mismo sitio, Allen Craig dio un tablazo para romper el ayuno de los Cardenales.

La derrota para los actuales campeones de las Grandes Ligas fue para Chris Carpenter, quien estuvo sobre el montículo cuatro entradas en las que fue maltratado con seis hits, cinco carreras, dos bases por bolas y ponchó a seis enemigos. Carpenter sumó su segundo descalabro en postemporada.

Sin dar tregua alguna, el equipo de la bahía puso el último clavo sobre el ataúd en el octavo rollo, con un sencillo de Ryan Theriot que mandó a Brandon Crawford al plato.

Sergio Romo se volvió a encargar de cerrar el compromiso. El pitcher de origen mexicano en una entrada no sufrió ningún daño.

Durante el título que consiguieron en 2010, San Francisco nunca se enfrentó a un juego de eliminación en su camino, pero este año ha tenido que llegar hasta el final en cada una de sus series de postemporada de este año. Se convirtieron en el primer equipo en la Liga Nacional en regresar de un déficit de 0-2 para ganar una Serie Divisional.