Francia muestra que quiere ganar la Copa

Deportes 21/06/2014 00:10 Actualizada 09:52

SALVADOR.— Francia es una revolución. Decidida a estallar en sus frentes y aniquilar a sus adversarios con racimos de goles. Comandada por su general Karim Benzema en la cancha, se autoproclaman serios candidatos al título en Brasil 2014.

Ayer aplastó a Suiza 5-2 en un deleite ofensivo que los pone como líderes del Grupo E, tras dos triunfos en igual número de partidos disputados.

Olivier Giroud (17’), Blaise Matuidi (18’), Mathieu Valbuena (40’), Karim Benzema (67’) y Moussa Sissoko (73’) son una muestra que cualquier elemento del equipo comandado por Didier Deschamps es capaz de rubricar en las redes adversarias.

Los Bleus arrollaron desde el inicio a sus vecinos helvéticos, con un despliegue físico y futbolístico muy superior. La defensa de Suiza no logró frenar en ningún momento los rápidos ataques de Francia, que pudo haber terminado con un marcador a favor, bastante más abultado.

Después de un inicio de partido algo calmado, Giroud levantó de sus asientos a los aficionados franceses con un potente remate de cabeza en jugada de tiro de esquina. El delantero del Arsenal se elevó por encima de toda la defensa de Suiza y mandó el balón al fondo de las redes después de que el arquero Diego Benaglio se estirara de forma estéril.

Un minuto después llegó el segundo tanto de Francia. Benzema robó un balón segundos después de que Suiza sacara del centro, entregó la pelota a la carrera de Matuidi y éste no falló: mandó la pelota al primer poste, mientras el técnico de Suiza, Ottmar Hitzfeld, se llevaba las manos a la cabeza con desesperación.

Benaglio detuvo un penalti que lanzó Benzema después de que el delantero del Real Madrid fuera derribado dentro del área, cuando estaba pegado a la línea y sin opción de buscar portería.

El rechace del penalti llegó a Yohan Cabaye, que sin arquero y con la portería vacía, mandó la pelota al larguero. Sin embargo, el 3-0 no tardó en llegar.

En un contragolpe vertiginoso entre Benzema, Raphael Varane, y Giroud tras un córner de Suiza llegó el tanto de Valbuena, que batió al portero suizo después de recibir un pase preciso y cruzado de Giroud.

Poco podía hacer Suiza ya en la segunda parte. Benzema marcó su tercer gol de torneo tras un pase magistral de Paul Pogba. Karim vio minutos después un desmarque de Sissoko, que con un derechazo batió a Benaglio.

Cuando el partido entró en los últimos minutos, Suiza maquilló el resultado con dos goles: Blerim Dzemaili (81’) y Granit Xhaka (87’), pero el partido ya estaba finiquitado. Francia marcha como serio candidato al título.