Bernabéu, exento de terroristas

Deportes 20/11/2015 03:04 Actualizada 09:55

Madrid.— Más de 2 mil 500 efectivos velarán por la seguridad del partido de futbol de este sábado entre el Real Madrid y el Barcelona, entre ellos mil 200 agentes de la Policía española, seis veces más que en un encuentro de estas características.

Así lo señaló la delegada del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Concepción Dancausa, tras la reunión de coordinación de seguridad del partido a la que asistieron responsables de seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Real Madrid y Metro de Madrid, además de miembros de la Cruz Roja, de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Madrid y de la Brigada Provincial de Información de la capital.

Además de los mil 200 agentes de Policía, habrá 122 policías locales (42 más de lo habitual), mil 195 efectivos de seguridad privada del Real Madrid, 80 trabajadores de Emergencias Madrid y 60 de la Cruz Roja.

“Las medidas del dispositivo serán las habituales en un partido de riesgo, pero reforzadas con medidas adicionales en atención al momento extraordinario en que nos encontramos”, comentó Dancausa en referencia a los atentados ocurridos el fin de semana pasado en París.

Tras estos ataques, recordó que el Gobierno decidió mantener el nivel de alerta antiterrorista 4 decretado tras los atentados de junio en Francia, Túnez y Kuwait, pero reforzó la seguridad en algunas áreas.

La delegada del Gobierno hizo un llamado a la “colaboración” y la “responsabilidad” de los ciudadanos, principalmente a los 80 mil aficionados que acudirán al partido, a los que mandó un mensaje de “tranquilidad”.

Además, instó a tener “absoluta confianza en la profesionalidad y eficacia de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que garantizarán el desarrollo del partido “con total normalidad”.

“No tenemos que vivir con miedo, tenemos que defender nuestros valores, ir al estadio a disfrutar de un partido con carácter internacional, por la cantidad de seguidores que fuera de nuestras fronteras tienen el Real Madrid y el Barcelona”, dijo.

Dancausa restó importancia a la reunión al indicar que siempre se celebra antes de un partido de alto riesgo, como el del sábado y subrayó que el dispositivo es “suficiente y adecuado para garantizar la seguridad”.

Las medidas empezarán a aplicarse el viernes por la tarde, cuando hay previsto un encuentro de jugadores en el estadio, y adquirirán “intensidad” en las horas previas y posteriores al encuentro.

La delegada del Gobierno recomendó que los asistentes estén en la medida de lo posible al menos 10 minutos antes del comienzo, aunque el Real Madrid va a permitir la entrada al estadio con dos horas de antelación.

Los controles de acceso al Santiago Bernabéu serán “más exhaustivos” de lo habitual. El público podrá acceder con mochilas y bolsos que, como habitualmente, se revisarán para evitar la introducción de elementos prohibidos por la Ley del Deporte, como objetos contundentes o bebidas alcohólicas. Tampoco habrá ningún problema para entrar con un abono que no sea el del titular.

Dancausa, que no contempla la posibilidad de que haya un desalojo del estadio, subrayó que las ambulancias del Samur estarán “perfectamente identificadas”, al igual que los voluntarios y profesionales de Emergencias Madrid.

La delegada aconsejó a los ciudadanos que se informen sobre las medidas del Clásico en la página web del Ministerio de Interior.

Temas Relacionados
Bernabéu exento de terroristas