Se encuentra usted aquí

Ángel Reyna, a la Tercera División

20/08/2015
02:03
-A +A

Guadalajara.— Un futbolista de Tercera División. Eso es ahora, por decisión de la directiva del Guadalajara, el mediocampista Ángel Reyna, quien ha sido separado del primer equipo y mandado al cuadro de categoría inferior para entrenar por tiempo indefinido. La razón oficial: no compartir los objetivos grupales.

De manera sorpresiva, la dirigencia rojiblanca ha hecho el anuncio, poco después de las 13:00 horas de ayer. Minutos antes, el futbolista había abandonado las instalaciones de Verde Valle sin acercarse a los aficionados que asistieron en busca de un autógrafo.

“A través de este conducto, el Club Deportivo Guadalajara S. A. de C.V. hace de su conocimiento que después de hacer un análisis de los objetivos grupales, cuerpo técnico y directiva han decidido que el jugador Ángel Eduardo Reyna Martínez entrene con el equipo de Tercera División del Club Chivas San Rafael a partir de esta fecha y por tiempo indefinido”, ha dicho la dirigencia en un escueto comunicado.

Desde el domingo 9 de agosto pasado, el futbolista no apareció ni siquiera en la banca para el partido ante Tigres, a pesar de que había hecho el viaje a Monterrey. Días después, se informó que estaba lesionado.

¿Indisciplina? Las versiones sobre una razón de mayor peso comenzaron a correr apenas se dio el anuncio de la separación de Ángel Reyna del plantel rojiblanco. Una de ellas asegura que el futbolista cometió indisciplina.

El rumor señala que habría abandonado la concentración en Monterrey para atender un “compromiso social” y que por ello, el técnico José Manuel de la Torre habría determinado no llevarlo ni a la banca al día siguiente. Néstor de la Torre, presidente del club, de inmediato quiso desmentir.

“Estoy aquí para quitar cualquier tipo de especulación. Estamos decidiendo esto, por no compartir objetivos grupales, para nosotros, tener una claridad y un reglamento de lo que estamos pretendiendo de cada uno de los jugadores, cuerpo técnico y las diferentes áreas del staff. Ese es el motivo, no hay ningún otro”, señala. “No hay algo específico de indisciplina directa, de un hecho. Queremos ser muy claros”.

Pero enseguida, deja entrever que la vida personal habría influido en la decisión. “Tenemos que estar todos metidos y no vamos a salir, si no es juntos, concentrados en todos los sentidos, vida privada, social, entrenamientos, cuidados personales, en todo. El no compartir esas cosas, nos hace tomar esta determinación”, concluye.