Bienvenido bicampeón

Deportes 20/07/2014 00:04 Actualizada 13:43

LEÓN.— Una noche de debut liguero alegre, teñida de un azulcrema clásico que recordó pasajes de gloria del americanismo. Pararse en casa del bicampeón para asestarle un golpe de 2-1 era el resultado idóneo para encarar el inicio de un torneo donde la exigencia en el América es el título del futbol mexicano.

Los TurcoBoys versión Apertura 2014 encontraron forma pronto, en parte por un Osvaldito Martínez que se encontró tocado por la fortuna. Se robó una noche destinada al brillo de Oribe Peralta.

El paraguayo porta la camiseta 10. Una playera que en las Águilas llegaron a portar Salvador Cabañas y Cuauhtémoc Blanco. Esos antecedentes han generado presión y críticas, porque no había respondido a las exigencias de su dorsal. Los más recalcitrantes americanistas hasta lo quisieron fuera de la institución de Coapa previo a este certamen.

Mohamed no lo desechó. Apostó por mantenerlo y le resultó. El América de los 18 mdd de inyección a su plantel tiene sus primeros tres puntos, tras victimar a un León confundido, que anoche perdió el empaque del dos veces monarcas del balompié nacional. Sintió demasiada nostalgia por su creativo fracturado, Luis Chapito Montes.

Osvaldito aprovechó el desconcierto esmeralda. Un rebote lo hizo gol, luego de una incursión de El Cepillo Peralta por la banda derecha que no contuvo el portero William Yarbrough (20’).

La conquista hizo que el América se sintiera pleno. Cuando tuvo momentos de sufrimiento, apeló a las faltas para descomponer el juego local.

Impetuoso, como suele ser León cuando se siente herido se volcó hacia adelante, pero se encontró con Moisés Muñoz, quien pareció no acusar el mazazo que le propinó Miguel Herrera, tras dejarlo fuera del Mundial.

Detuvo el disparo más peligroso de Mauro Boselli, que amenazaba con el empate.

El cuadro esmeralda crecía, pero terminó acribillado por uno de los suyos. Un suicido futbolístico que desmoralizó a La Fiera.

Un cobro de falta de Osvaldito fue contenido por Yarbrough. Pero entre malabares, el güero portero no supo hacer otra cosa más que meterse a su red con todo y balón. Era el minuto 37 y el estadio León estaba en un silencio que acompañó el nuevo gol amarillo.

Mohamed apretó el encuentro. Metió a Osmar Mares, Raúl Jiménez y Jesús Molina por Martínez, Luis Gabriel Rey y Miguel Layún, respectivamente. Echó candado.

El duelo recibió un golpe anestésico. El Turco durmió el juego y confió en la letalidad del contragolpe para finiquitar el encuentro.

El técnico americanista se sabía victorioso. Llevó a sus Águilas a golpear al bicampeón del futbol mexicano y quedarse con los primeros tres puntos del Apertura 2014.

Sólo vino un susto para los emplumados cuando Boselli descontó por la vía del penalti al 84’, luego de que segundos antes Muñoz lo frustrara al detener el primer disparo, también desde el manchón de los 11 pasos.

Osvaldito Martínez, con su doblete, le regaló al americanismo un debut de Liga soñado, para comenzar a saldar una deuda que como portador de la camiseta 10 había acumulado.