'Baño de café' a Costa de Marfil

Deportes 20/06/2014 01:45 Actualizada 09:35

[email protected]

BRASILIA.— Colombia se ilusiona. Se sabe con dos triunfos en el presente Mundial de Brasil 2014 y selló su calificación a octavos de final, una ronda a la que no estaba desde la justa de Italia 1990.

Ayer el equipo cafetalero dio una muestra de su gran momento futbolístico por el que pasa en su triunfo de 2-1 ante Costa de Marfil, en el estadio Nacional de Brasilia, que los ponen de líderes del Grupo C.

Colombia, que juega su primer Mundial después de 16 años, se impuso con goles de James Rodríguez y Juan Fernando Quintero a los 63 y 69 minutos. Gervinho descontó para Costa de Marfil a los 73’.

“Estoy muy feliz, este es un grupo unido. Nunca nos va a faltar ese coraje, la valentía. Estamos felices por haber derrotado a un rival tan bueno”, dijo el argentino José Pekerman.

“Tenemos muchos jugadores jóvenes que esto les va a servir muchísimo para crecer”, agregó.

En el primer tiempo el partido se jugó con marca y precaución por parte de los dos equipos, que venían de ganar en la primera jornada. Colombia jugó a un toque para romper la defensa y la marca de Costa de Marfil en el mediocampo, en una estrategia que le permitió tener llegadas.

Los africanos recurrieron a la velocidad y al contragolpe para llegar al área colombiana, que por instantes entregó el manejo del balón.

Colombia tuvo la opción más clara de gol a los 27 minutos, cuando James Rodríguez puso un pase preciso que dejó al delantero Teófilo Gutiérrez sólo y en frente del arco defendido por Boubacar Barry, pero machucó el balón que salió desviado.

En el segundo tiempo, Costa de Marfil tomó la iniciativa, manejó el balón y obligó a Colombia a replegarse defensivamente.

Pekerman movió sus fichas al sacar a Víctor Ibarbo para incluir a Juan Quintero, para buscar el manejo del balón en el mediocampo e impedir los arribos de los africanos.

Con el cambio, Colombia ganó la presencia ofensiva que le permitió asumir el control del balón y del partido. Abrieron el marcador a los 63 minutos con un cabezazo de Rodríguez después del cobro de esquina de Juan Guillermo Cuadrado.

Pese a tener el marcador a su favor, mantuvo el ritmo del partido y seis minutos después marcó el 2-0 al recuperar una pelota en el mediocampo en una salida de Costa de Marfil.

El delantero Gutiérrez habilitó a Quintero quien con calma y precisión colocó el balón con la pierna izquierda en el fondo de las piolas.

Los africanos descontaron a los 73, cuando Gervinho eludió a varios defensas colombianos antes de doblegar al meta Ospina.