Futbol y disciplina, a la baja en León

Deportes 20/02/2013 13:08 Actualizada 13:10

Después de varios años de no aparecer en el máximo circuito, León consiguió el ascenso a mediados del año pasado. En el Apertura 2012, los Esmeraldas retonaron como un cuadro que en teoría pelearía por el descenso, pero sorprendieron a propios y extraños, mostrando un futbol ofensivo que los llevó hasta las Semifinales de la Liguilla, donde cayeron ante los Xolos de Tijuana, actual Campeón.

No obstante, en lo que va del presente torneo, el conjunto dirigido por Gustavo Matosas ha bajado su rendimiento.

Hasta la jornada 7,  el conjunto guanajuatense se ubica en el lugar 16, con únicamente cinco puntos; mientras que en el torneo anterior, con siete fechas disputadas, ocupaban la tercera posición, con 13 unidades.

Con la finalidad de hacer un cuadro más sólido y con posibilidades de jugar la Copa Libertadores de América, el uruguayo Matosas reforzó al equipo con: Jorge Zataraín, Yovanny Arrechea, Nery Castillo y Rafael Márquez. Sin embargo,en la serie de repechaje que otorgaba un boleto al certamen fueron eliminados por el conjunto chileno Deportes Iquique. Lo peor es  que en la liga tampoco han demostrado el futbol de la temporada anterior.

En el aspecto disciplinario, la Fiera ha sufrido en comparación con la campaña anterior. Hasta la jornada 7 del Apertura 2012, entre Darío Burbano, Sebastián Maz, Iván Loboa y Edwin Hernández, acumulaban 12 tarjetas amarillas.

Para el Clausura 2013, en siete jornadas jugadas ya acumulan 22 cartones de amonestación, 10 más que la temporada anterior.

Llama la atención que Rafael Márquez y Matías Britos aparecen en  la lista de los elementos con más amonestados en este torneo, cada uno con tres tarjetas.

Si el conjunto leonés, no cuida este aspecto, sin lugar a dudas rebasarán las 45 tarjetas amarillas acumuladas durante el Apertura 2012.

El ex jugador de Barcelona es conocido por la claridad que le brinda a un equipo desde la salida, lo que es un plus, para cualquier escuadra. Pero también es reconocido por su temperamento, que en ocasiones no ha sabido  controlar y  le ha costado expulsiones en partidos importantes a lo largo de su carrera, sobretodo con la Selección Mexicana.

En muy poco tiempo, hemos visto la doble cara del conjunto leonés y sin lugar a dudas el aficionado querrá ver el futbol que desplegó en el Apertura 2012: ofensivo, disciplinado y ganador.

Los refuerzos tendrán que demostrar por qué llegaron al equipo, ya que hasta el momento, su desempeño ha sido muy pobre. El cuadro esmeralda debe seguir el ejemplo disciplinario de los Tigres, actual líder de la competencia, que en seis jornadas acumulan nueve tarjetas amarillas y ninguna roja, demostrando que se puede jugar limpio exhibiendo buen futbol.

Temas Relacionados
León futbol