Se encuentra usted aquí

20/01/2014
12:01
-A +A

Con una vistosa ceremonia, la Liga de Futbol Máster Independiente (LFMI) celebró a la vez su ciclo deportivo de 2013 y comenzó el de 2014, teniendo como sede el estadio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro.

Haciendo un recorrido por una parte de la pista de atletismo del inmueble, ante la que se dispuso el presídium, los 24 clubes que conforman esta alianza para futbolistas mayores de 45 años desfilaron portando orgullosos sus respectivos colores y recibiendo el aplauso de los presentes.

Luego tomó la palabra el aún presidente de la liga, Eduardo Lavín, quien antes de encabezar la ceremonia de premiación de los últimos torneos de liga, copa y campeón de campeones, dio un emotivo mensaje.

“Hay cambios para bien, hay cambios para mal, depende de la calidad del espíritu que mueve a la corriente. (…) Nuestra organización deportiva igualmente puede verse envuelta entre las dos opciones, depende de que la cabeza piense en el bien común o se deje llevar por los impulsos negativos”, dijo.

La ceremonia comenzó con la entrega de premios al campeón y subcampeón del último torneo de consolación, Atlético Torpedos y Halcones de Santa Rosa, respectivamente.

Posteriormente fue reconocido Salvador García González como el mejor árbitro de la temporada, para después hacer lo mismo con los ocho equipos que avanzaron a la liguilla en el último campeonato: Rojos de Santa Catarina, Deportivo La Cruz, Unión Independiente, Estudiantes, SNTE, Sindicato de Comercio, Albatros y Vanguardia.