La transacción ‘duele’ a directiva

Deportes 19/12/2015 02:47 Actualizada 04:00

Guadalajara.— Los contrastes son evidentes: mientras Marco Fabián sonríe todo el tiempo que permanece en Verde Valle, el ahora director deportivo del club, Jaime Ordiales, luce serio. Preocupado inclusive. La partida del mediocampista al futbol alemán no estaba en el presupuesto. La directiva sabía que podía ocurrir, pero confiaba en retenerlo, al menos, un torneo más.

“Un privilegio estar con Marco y a nombre de la directiva, agradecer todo el tiempo que ha estado con nosotros y se ha brindado al club Guadalajara. Desearle lo mejor, los mayores triunfos que pueda tener en su carrera y como amigo, despedirme también de él”, afirma el dirigente.

“Para la institución es un momento difícil, confiábamos en tener a Marco para esta temporada en que se vislumbra como una de las más importantes en la historia del club. Tenemos un equipo muy fuerte y siempre consideramos a Marco, sabíamos la cláusula [en el contrato] que se realizó con Néstor de la Torre y que era una cantidad baja, que en cualquier momento existiría un comprador en Europa porque el monto era fácil de alcanzar”, revela.

“La calidad de Marco está probada y daba pie a que teníamos ese riesgo. Tratamos de todas las maneras de mantenerlo en el equipo, pero no podemos impedirle que realice su sueño y la ilusión que tiene de triunfar en Europa. Ha sido difícil para el club, pero contemplamos la llegada de dos jugadores en medio campo [Orbelín Pineda y Carlos Peña]”, agrega Ordiales.

Y enseguida sentencia que, a pesar de la partida, Ángel Reyna no volverá al primer equipo. “Tenemos al plantel del completo, no viene nadie más. No está considerado Ángel en el plantel y esperamos en Dios darle el mejor de los torneos a la afición. Pudiera haber algún caso, ya casi cerrado el que estábamos viendo de Alan Pulido, pues parece que el jugador prefiere permanecer en Europa. Es la última búsqueda que teníamos, si no es el caso de Alan, ya no vendría ningún jugador”, concluye Ordiales.