Una jauría derriba a La Pandilla y va por el León

Deportes 19/11/2012 01:27 Actualizada 10:21

TIJUANA.— Tijuana completó la obra. Xolos salieron más rabiosos que nunca y llegaron a las semifinales al desquitarse de la eliminación del torneo anterior ante los Rayados de Monterrey.

El juego terminó 1-1, pero, en el global, los dirigidos por Antonio Mohamed se van con el triunfo de 2-1, gracias a la victoria de los Xolos en el Tecnológico, 0-1.

Si en la ida faltaron emociones, en la vuelta se cobraron. Esta vez, los fronterizos dejaron la timidez en el vestidor, esa timidez que mostraron en Monterrey, pero que tan buenos resultados les dio; no, ahora desde el inicio del cotejo se fueron en busca de liquidar la serie, pero Jonathan Orozco, portero regio, resistió como una muralla casi toda la metralla que arrojaron en su contra.

Duvier Riascos, Alfredo Moreno, Fernando Arce, lo intentaron de todos lados, pero Jonathan, una y otra vez emergió triunfante, dándole tiempo a su equipo de tomar aire y alargar la esperanza, una esperanza que no iba de la mano con el paso del tiempo. Cada segundo avanzado, era una daga.

El juego se calentó.

Xolos, sin poder vencer a Orozco perdía el piso; Rayados desesperado por no tener oportunidades, buscaba los pies de los rivales como respuesta falsa.

La ilusión rayada se acabó cuando Pablo Aguilar de cabeza (52’) marcó el de los Xolos. La distancia seguía siendo de dos goles para que se diera el milagro, pero ahí, Cirilo Saucedo calmó los ímpetus de la visita.

Ya muy tarde, en la agonía, entre Aldo de Nigris y José María Basanta (92’) anotaron el que encendió una pequeña luz, pero la luz se apagó de nuevo cuando llegó el silbatazo final.

Xolos hace historia y se mete a las semifinales. En la próxima serie jugará contra León, en duelo de los más recientes “benjamines” del torneo mexicano.

Y Monterrey acaba con un torneo de pesadilla y ahora deberá concentrarse en el Mundial de Clubes.