Silencian los rugidos en Detroit

Deportes 19/11/2012 01:27 Actualizada 10:24

DETROIT.— El camino se empezó a complicar, apretaron tuercas y al final en la ciudad del motor, los Empacadores hicieron más ruido en la victoria 24-20 sobre los Leones de Detroit.

Con menos de dos minutos en el último cuarto, Aaron Rodgers y la ofensiva de Green Bay metieron el acelerador a fondo. El quarterback egresado de la Universidad de California encontró a su receptor Randall Hall para un pase de anotación de 22 yardas que los puso arriba en el marcador.

Cuando el encuentro agonizaba Mason Crosby acertó un gol de campo de 39 yardas que dio la estocada final a unos Leones que vendieron cara la derrota a pesar de que su quarterback Matthew Stafford tuvo un partido para el olvido, además de que no logró mantener la ventaja que su equipo tuvo durante más de tres cuartos.

Stafford lanzó dos intercepciones, una de las cuales fue devuelta 72 yardas por el defensivo profundo Melvin Delanie Jennings, hasta las diagonales y que revivió la esperanza de Green Bay.

Con este resultado, los Empacadores se ponen a medio juego de los Osos de Chicago en la lucha por el primer lugar de la División Norte de la Conferencia Nacional.

Por su parte, los Leones suman su segundo descalabro en fila y comienzan a ver como se esfuman sus posibilidades de estar en la postemporada.

Rodgers no tuvo uno de sus encuentro más sobresalientes, pero completó 19 de 27 envíos para 236 yardas con dos anotaciones, la primera de las cuales fue una conexión de 20 yardas con Jermichael Finley. Por su cuenta, Randall Cobb acumuló nueve recepciones para 74 yardas y el touchdown del triunfo. Finley tuvo tres recepciones para 66 yardas.

Stafford completó apenas 17 de 39 pases para 266 yardas con un pase de 25 yardas a Calvin Johnson que puso a Detroit adelante 17-14 al final del tercer cuarto.

En el último partido que tuvieron los Leones en casa, Stafford consiguió un pase de anotación con menos de un minuto por jugar y que significó la victoria frente a los Halcones Marinos de Seattle, para su segundo rescate en la temporada y el cuarto en su carrera dentro de la NFL, sin embargo en esta ocasión el regresó quedó ahogado con un balón suelto.

Los Leones, desde la yarda 37 de su territorio, comenzaron con su última ofensiva. Stafford en las dos primeras jugadas fue al aire, pero sus envíos fueron incompletos. En tercera y 10, Calvin Johnson logró atrapar un pase de 30 yardas en el centro del campo, desgraciadamente el receptor estrella perdió el balón que fue recuperado por Jerron McMillian y que puso el punto final a un encuentro que fue competitivo hasta el silbatazo final.