Steelers gana otro encuentro sin ‘Big Ben’

Deportes 19/10/2015 03:44 Actualizada 03:54

Pittsburgh.— Landry Jones reemplazó a Michael Vick como quarterback de los Steelers de Pittsburgh y le dio nueva vida al ataque al lanzar un par de pases de anotación para el receptor Martavis Bryant en un triunfo de 25-13 sobre los Cardinals de Arizona.

Vick no ha jugado bien desde que tomó el control por el lesionado Ben Roethlisberger en la semana tres, pasando para menos de 300 yardas en sus últimos 10 cuartos de actividad, incluyendo una actuación de tres completos de ocho intentos para ocho yardas en dos periodos de ayer.

Una anotación de Jones al inicio del tercer cuarto le dio a los Steelers una delantera de 12-10. Jones mandó un pase con fuerza para Bryant, quien con problemas se mantuvo dentro del campo.

Jones y Bryant se volvieron a combinar para un touchdown en el último cuarto, una espiral de anotación de 88 yardas que puso a Pittsburgh arriba 25-13 con dos minutos por jugar. Fue la jugada más grande desde la línea de scrimmage en esta temporada.

Jones, quien finalizó con ocho completos de 12 intentos para 168 yardas, pasó problemas en el campo de entrenamientos, nunca había jugado tanto con los Steelers que lo tomaron como selección de cuarta ronda en el 2013.

“Aún sigo sin creer que entré al partido”, dijo Jones.

Los Cardinals dominaron a los Steelers en la primera mitad pero sólo consiguieron irse arriba por siete puntos.

En cuanto Jones reemplazó a Vick, el ataque se vio como el que comandó Ben Roethlisberger hasta lastimarse la rodilla izquierda en la semana tres.

“Landry se vio como el hermano menor de Ben allá afuera”, dijo el corredor de los Steelers, Le’Veon Bell. “Hizo bien todas sus lecturas y nos metió al partido con su primer touchdown”.

Bryant, quien hizo su debut luego de cumplir una suspensión de cuarto partidos, terminó con seis atrapadas para 137 yardas.

Además, Chris Boswell pateó cuatro goles de campo.

“Landry jugó muy bien para ser tan joven en una situación así”, afirmó el coach de Arizona, Bruce Arians. “Él nos ganó el juego”.

Carson Palmer lanzó para 421 yardas con un touchdown y dos intercepciones. John Brown atrapó 10 pases para 196 yardas pero los Cardinals se colapsaron en la segunda mitad para arruinar el regreso de Arians a Pittsburgh.

Arians trabajó como coordinador ofensivo de Pittsburgh hasta el 2011 pero salió contra sus deseos. Cuatro años más tarde y con dos trofeos como Entrenador del Año, Arians volvió con uno de los mejores equipos de la NFL.

Por dos cuartos, Arizona jugó así, dominando a los Steelers en yardas totales por 279-59, pero no pudieron reflejarlo y ganaban al medio tiempo 10-3. Y Jones se regodeó: “Sigo disfrutando con el resultado”.