Chivas sufre cuando visita Cancún

Deportes 19/10/2012 12:11 Actualizada 12:12

Arena limpia. Agua transparente. Es un paraíso casi para cualquiera. Casi. Para el Rebaño Sagrado, no lo es. Cancún ha sido, desde que Atlante se mudó ahí, una plaza complicada para las Chivas, que sólo tiene un triunfo en el estadio Andrés Quintana Roo.

El próximo domingo, el Guadalajara se meterá una vez más a la casa de los Potros de Hierro. En la mente rojiblanca, el panorama es claro: no hay lugar para el empate. El conjunto tapatío es octavo de la clasificación general. Su pase a la Liguilla pende de un hilo. Ganar es el único camino.

“La verdad que tenemos que preparar muy bien esta semana, así lo hemos venido haciendo. Sabemos que contra Atlante va a ser un partido complicado. Ellos vienen de no conseguir buenos resultados y nosotros queremos sumar tres puntos para seguir en la zona de Liguilla, para estar en los ocho primeros lugares. Sabemos que no va a ser fácil”, explica Omar Esparza.

No es un balance positivo el que tiene Chivas cuando juega en Cancún. Sólo un triunfo, dos empates y tres derrotas es el saldo de sus visitas al Andrés Quintana Roo. Cinco puntos de 18 que ha disputado ahí. No suma ni siquiera la tercera parte. Es una plaza que se le complica.

“El Atlante tiene tiempo que es un equipo que juega bien en casa y puede ser el clima o ciertas circunstancias, pero eso no es pretexto para nosotros. Tenemos que salir el domingo a imponer nuestro estilo de juego y tratar de ganar”, añade el lateral derecho del Rebaño Sagrado.

La única victoria del Guadalajara ocurrió precisamente en su más reciente visita, durante el Torneo Apertura 2011. Omar Arellano y Jesús Sánchez le dieron forma al 2-0 rojiblanco. Hoy, para los dirigidos del holandés John van’t Schip es obligatorio conseguir otro marcador positivo.

Feliz de volver

Ya recuperado de la lesión que lo ha mantenido alejado de las canchas, Omar Arellano se entusiasma con la posibilidad de reaparecer el próximo domingo, en la casa del Atlante. Hoy, Chivas necesita de su aporte al frente.

“El equipo siempre ha sido muy dinámico, corre mucho y me he sentido bien, muy contento de regresar, estar otra vez en la competencia. Lo único que queda es ganarse un lugar otra vez”, asegura. Hará el viaje a Cancún y es probable que, aunque no inicie, vea participación algunos minutos.