Yahel Castillo y Rommel Pacheco, a ‘lavar’ honor

Deportes 19/07/2014 00:57 Actualizada 10:58

[email protected]

SHANGAI.— Los clavadistas mexicanos no están dispuestos a irse de la Copa del Mundo sin medallas. Aunque en las primeras pruebas no lograron subir al podio, Yahel Castillo y Rommel Pacheco intentarán lograr hoy las primeras preseas.

Los saltarines avanzaron a la final en la prueba de trampolín de tres metros al ubicarse en la ronda de semifinales en octavo y décimo puestos, respectivamente.

“Fue una competencia muy reñida y tendremos que mejorar mucho si queremos subir al podio. Para ganar una medalla debemos tener una competencia casi perfecta así que vamos a ponerle empeño”, dijo Pacheco.

Castillo fue el mejor colocado, en el octavo puesto con 463.75 puntos en la semifinal, puntuación que mejoró con respecto a su eliminatoria, en la que sumó 459.85 unidades.

Pacheco se ubicó en el décimo peldaño, con 459.75 puntos, también con una mejor bonificación respecto a su ronda preliminar, en la que sumó 447.35 unidades.

El representante chino Yuan Cao terminó la semifinal con 524.10 unidades, seguido del inglés Jack Laugher (507.00) y del también chino He Chong (504.00).

Se retiran mexicanas

La doble medallista olímpica Paola Espinosa y la juvenil Alejandra Estrella se retiraron de la disputa por las medallas en la prueba de plataforma individual.

Espinosa viajó con una dolencia en la espalda, y a pesar de ello consiguió dos pases a la Serie Mundial de 2015, al quedar cuarta en el trampolín de 3 metros sincronizados con Dolores Hernández y sexta con Alejandra Orozco en la plataforma de 10 metros sincronizados.

Alejandra Estrella, de 15 años de edad, pero con amplia experiencia internacional, decidió no competir por un desgarre en el abdomen.

“Algo importante de esta competencia fue calificar a la Serie Mundial del próximo año, espero tener más tiempo para entrenar con mis compañeras de sincronizados”, dijo Paola

La Copa del Mundo es clasificatoria a la Serie Mundial FINA de 2015, evento exclusivo para los ocho mejores clavadistas en pruebas individuales y seis mejores parejas en sincronizados.

Después de su participación en Shangai la selección mexicana regresará a la ciudad para continuar con sus entrenamientos en sus respectivos estados.

Una de las prioridades para el representativo nacional serán los Juegos Centroamericanos de Veracruz en noviembre próximo.

El objetivo de los clavadistas será acaparar todas las medallas de oro como sucedió hace cuatro años en Mayagüez, Puerto Rico.