Oribe, obligado a ser letal

Deportes 19/07/2014 00:57 Actualizada 09:29

[email protected]

El americanismo le tiene reservado un lugar en las vitrinas de los ídolos. Pero Oribe Peralta tiene que ganarse ese sitio. Con goles, asistencias y garra, no hay pretextos, ni alternativas.

El muchacho humilde que nació y creció en La Partida, Torreón, deambuló en la banca de diversos equipos en el futbol mexicano, pero ahora es el hombre mejor pagado (2.5 mdd) de la Liga

Razón por la cual El Hermoso está obligado a comandar a las Águilas millonarias hacia el título del Apertura 2014. El camino hacia esa conquista comienza ante el bicampeón León en el estadio Nou Camp. Ni más, ni menos.

“Estoy muy contento de este nuevo reto, este nuevo equipo. Estoy muy satisfecho por haber cumplido un sueño de ir al Mundial, pero ya con la mira en otros sueños, en ser campeón otra vez y ser importante en este equipo”, anhela Peralta.

Oribe promedia 10 goles en los últimos seis torneos (incluida la Liguilla). Fue campeón olímpico como refuerzo de la Selección Mexicana Sub-23, en la que fue pilar en la gran final ante Brasil con dos anotaciones claves.

El América, conociendo ese palmarés y de acuerdo a su filosofía de hacer fichajes “bomba” le pagó al Santos Laguna más de 10 millones de dólares para ficharlo.

Por eso, El Cepillo no puede defraudar a su nuevo club.

La tarea no es fácil para el coahuilense. Llenar la camiseta de goleador emplumado, que alguna vez portaron Iván Zamorano, Claudio López, Salvador Cabañas y Christian Benítez suele ser dura.

Mas su entrenador, confía en que Oribe cumplirá.

“Sé que la llegada de Peralta jerarquiza mucho la parte ofensiva”, presumió el técnico de las Águilas, Antonio Mohamed.

La afición del equipo de Televisa, de inmediato, reconoció a su nuevo futbolista como uno de sus ídolos. Lo vitorean, le piden fotografias, tras esperarlo durante varias horas afuera de las instalaciones de Coapa. Los americanistas están ansiosos de encumbrarlo.

Como cómplices para alcanzar el éxito, el delantero de 30 años contará con otros siete refuerzos contratados por la cúpula azulcrema: Paolo Goltz, José Daniel Guerrero, Gonzalo Díaz, Osmar Mares, Michael Arroyo, José Madueña y Martín Zúñiga.

Esa inyección de 18.4 millones de dólares al plantel azulcrema busca brindar el espectáculo que en el torneo pasado quedó a deber. La cuenta pendiente quedó demasiado amplia, porque haber llegado en el Clausura 2013 a cuartos de final a nadie satisfizo en el Nido.

“Lo que intentaremos buscar este torneo es jugar mucho mejor, tenemos que mejorar con respecto a lo que fuimos el torneo pasado Tenemos mucha jerarquía individual y hay que apostar a ser sólidos”, explica El Turco.

Los triunfos amarillos dependerán de lo que haga Oribe Peralta. A partir de hoy, 17 fechas correrán para saber si el mejor pagado de la Liga puede cumplir los requisitos para alcanzar la inmortalidad como un ídolo del americanismo.

Temas Relacionados
Oribe obligado ser letal atacante