No rehúye ser un “favorito”

Deportes 18/10/2015 02:51 Actualizada 03:09

El bicampeón hace su debut. La Selección Mexicana Sub-17, campeona del mundo en 2005 y 2011, inicia su participación en el Mundial de la categoría que se celebra en Chile ante Argentina, conscientes del peso que llevan encima, convencidos de que el pasado pesa, pero también motiva.

El Tri, dirigido por Mario Arteaga forma parte del grupo C, junto con Australia, Alemania y los sudamericanos.

Arteaga no rehúye al compromiso, no le dice “no” al calificativo de favoritos, porque México no sólo es doble campeón, también fue finalista en el torneo anterior, celebrado en Emiratos Árabes Unidos en 2013, perdiendo la final en contra de Nigeria.

“Sé de la responsabilidad que tenemos encima, de la herencia que nos han dejado, lo que se ha hecho en los últimos años y no es algo que nos asuste o presione, nos gusta lo que se espera de nosotros y no vamos a defraudar, nos hemos preparado para llegar a lo máximo, queremos tardarnos en volver a México”, dijo el llamado ‘Kalifas’, quien actuó como delantero en sus tiempos de jugador.

La palabra “favorito“ resuena en la concentración mexicana, realizada en la ciudad de Chillán, cerca de Los Andes chilenos.

“No podemos esconder lo que se dice de nosotros, porque todo eso se habla de forma externa, no somos los que andamos pregonando eso, pero las otras selecciones han reconocido el potencial que México ha mostrado en los últimos años, y no nos vamos a esconder”, agrega el entrenador, que sabe que se juega mucho de su credibilidad en este torneo.

Sobre el duelo con el que debutará ante Argentina, Arteaga deja ver respeto al rival, otro con gran historial en esta categoría de menores.

“Sabemos que en ese país se trabaja muy bien en fuerzas básicas, no es un secreto, es un cuadro que sabe jugar este tipo de torneos y no debemos de tomarlo a la ligera en ningún momento, hemos preparado desde hace tiempo este juego”.

Triunfar en el inicio de una Copa del Mundo, “es importantísimo, porque además de que te da confianza te deja trabajar de cara al siguiente encuentro, pero vamos paso a paso, no podemos hablar de lo que fue cuando ni siquiera hemos iniciado el torneo”, comenta el estratega.