Se encuentra usted aquí

No quiero el bronce

18/08/2016
01:06
-A +A

Río de Janeiro.— Ya con la medalla de bronce asegurada, el boxeador mexicano Misael Rodríguez enfrenta hoy las semifinales en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

El seleccionado buscará su tercer triunfo consecutivo ante el uzbeco Bektemir Melikuziev en el Pabellón 6 del complejo Río Centro y con ello avanzar a la disputa por el oro en la categoría de los 75 kg. De hacerlo, el oriundo de Chihuahua sería el primer púgil en avanzar a una final olímpica desde que Héctor López lo hiciera en Los Ángeles 84.

“Esto no terminó el lunes, todavía falta mi pelea por el pase a la final. Yo me siento muy bien física y mentalmente y voy a poner toda la garra para seguir avanzando. Quiero demostrarle a todo mundo que sí se puede, que los mexicanos tenemos talento para lograr todo lo que nos propongamos”, dijo Rodríguez.

El “Chino”, como le llaman sus amigos, es el único de seis boxeadores que calificaron a Río de Janeiro que alcanzó la zona de medallas.

“Mi rival es de mucho cuidado, así que nunca debo bajar la guardia. Tengo que planear una estrategia inteligente”.

La medalla asegurada por Misael fue una bocanada de aire fresco para una delegación que se ha quedado corta en sus aspiraciones de medalla. Lo curioso es que, la suya es la que menos se esperaba, pues las esperanzas estaban enfocadas en sus compañeros Joselito Velázquez y Raúl Curiel.

“La verdad es que con todo lo que hemos pasado, estos triunfos saben más. Ojalá pueda cambiar de color mi metal, esa sería una gran recompensa para todas las personas que me han ayudado como el profesor Francisco Bonilla y mi madre, que es una gran luchadora y siempre apoyó mis objetivos”.

Por ahora, Rodríguez no quiere pensar en las propuestas que le han hecho para ingresar al profesionalismo.

“Claro que se me han acercado, pero quise vivir este ciclo, porque sé que una medalla olímpica también hace que estés más cotizado como profesional. Mi concentración está puesta en ganar”, finalizó ilusionado.